La marca DT Spare Parts, de Diesel Technic, ofrece un completo programa con más de 30.000 piezas de recambio diferentes para camiones, trailers y autobuses, entre ellas, las válvulas de motor más usuales.

Recordemos que las válvulas de motor controlan el intercambio de gases de los motores de combustión. Gracias a su ayuda, se regula en determinados períodos la entrada de aire fresco o la salida de los gases de escape.

Las válvulas de admisión y de escape son presionadas alternativamente por balancines, provocando la apertura y cierre de la cámara de combustión durante el ciclo de funcionamiento del motor. Para cada cilindro hay al menos una válvula de admisión y una de escape.

Durante la compresión y explosión, las válvulas sellan la cámara de combustión. Al alcanzar el número máximo de revoluciones, las válvulas se abren y cierran más de 50 veces por segundo. El calor absorbido se transmite rápidamente al asiento de la válvula y a la guía de ésta.

Las válvulas de motor de DT Spare Parts son expuestas a muy altas temperaturas, de más de 1000 °C, y sometidas a presión y tracción. Por ello, están fabricadas de aceros de aleación resistentes al calor y a la descamación.

En el caso de motores de alta compresión, el eje es fabricado de bimetal para su mejor conductividad térmica y mejor coeficiente de dilatación térmica. Para garantizar una perfecta interacción con el anillo del asiento de la válvula y con la guía de ésta, las válvulas se fabrican con estrechos márgenes de tolerancia y acabados  superficiales.

La superficie obturadora de la base de la válvula está diseñada, en función de su forma constructiva, en diferentes números de grados (25°, 30° o 45°, por ejemplo). Con el objetivo de obtener una estanqueidad óptima entre los anillos de asiento de la válvula y los discos de ésta, los dos componentes se adaptan manualmente de manera óptima entre sí después de la instalación, con la ayuda de una pasta esmeril para asentado de válvulas.

La durabilidad de las válvulas se garantiza por las zonas especialmente templadas del eje y los discos de la válvula. Mediante un proceso especial, las válvulas se examinan al 100 % para detectar grietas.