Las pastillas de freno sin cobre de Delphi Technologies se han sometido recientemente a pruebas comparativas instaladas en un Volkswagen Passat 2.0 TSI, tanto con su equivalente para equipo original como con otras seis marcas destacadas del sector de posventa. Según afirma la propia compañía, “el modelo de Delphi Technologies se detuvo más rápido (en muchos casos, más del triple de la longitud de un automóvil), hizo menos ruido al frenar y experimentó un desgaste significativamente menor”.

A una velocidad de 160 km/h, y según la normativa ECE 90, el vehículo equipado con pastillas de Delphi Technologies se detuvo más de cuatro metros antes que el que montaba la marca que quedó en segundo lugar y más de 17 metros antes que la peor clasificada. La firma destaca que, a esta velocidad, en los últimos cuatro metros de frenado, un vehículo puede seguir desplazándose a 16 km/h y en los últimos 17 metros, a 56 km/h.

A 80 km/h, Delphi Technologies quedó en segundo puesto por escasa diferencia, pero el vehículo se detuvo antes que el equipo original. En ambos casos, el vehículo equipado con las pastillas de Delphi Technologies se detuvo de manera controlada, lo que demuestra, según la compañía, un coeficiente de fricción estable, equivalente al del equipo original.

“Cuanto más alto es el coeficiente de fricción de una pastilla de freno, más agresiva es y mayor es su potencial para detener el vehículo”, explica Neil Fryer, vicepresidente de Marketing Global para el Mercado de Posventa de Delphi Technologies. “Sin embargo, para lograr un rendimiento de frenado óptimo, también se necesita un coeficiente de fricción estable. Nuestros ingenieros han logrado desarrollar componentes más estables para las pastillas que proporcionan un elevado y homogéneo nivel de rendimiento, sean cuales sean las condiciones. Además de parar más rápido, lo hacen de forma controlada, exactamente igual que el equipo original”, finaliza Fryer.

Sobre suelo mojado, las pastillas de Delphi Technologies registraron la menor reducción de los niveles del coeficiente de fricción al pasar de seco a mojado. La tecnología sin cobre de la compañía mostró, según sus datos, una pérdida media del coeficiente de fricción del 30% en las seis paradas, frente a reducciones de entre un 34% y un 81% de las otras marcas.

Además, estas pastillas, respetuosas con el medio ambiente, se sometieron a pruebas de ruido SAEJ2521 en dinamómetro que reproducían situaciones reales. Delphi Technologies obtuvo los mejores resultados en todas, ya que sus pastillas consiguieron un 9,6 en el índice de ruido, donde un 10 equivale a silencio total, medio punto por delante de las siguientes marcas mejor calificadas. La pastilla de Delphi registró sólo el 0,1% de todos los incidentes en los que el ruido de los frenos es apreciable, con un ruido superior a 70 dB (para las demás marcas supusieron una media del 8%).

“Sabemos que, en cuestión de frenos, el ruido es uno de los motivos más importantes por el que los clientes vuelven al taller”, añade el vicepresidente de marketing global para el mercado de posventa de Delphi Technologies. “Para ofrecer una reducción óptima del ruido, nuestras pastillas cuentan con espaciadoras, biselados y tecnología de capa subyacente con la misma calidad que el equipo original”.

En cuanto al desgaste del eje delantero, y después de 2.140 paradas a diferentes velocidades y presiones, la pastilla de la compañía presentó el nivel de desgaste más bajo, con una duración que superó en un 33% a la del siguiente clasificado.