Osram ha creado un nuevo concepto de embalaje para su gama de productos de automoción (automóvil, motocicletas, bicicletas y accesorios) en base a las principales razones de compra de los conductores. Como consecuencia, el rediseñado packaging tiene un aspecto más llamativo y orientado al cliente, segmentando los productos de Osram por colores en función de sus principales especificaciones y aplicaciones.

De este modo, y según la experiencia de la compañía, “aquellos conductores entusiastas de probar las últimas novedades optarán por los productos con embalajes de color negro”, mientras que los que se decanten por las lámparas con envases rojos “será una señal de que el rendimiento es primordial para ellos”.

Por el contrario, los productos con packaging azul proporcionan “un valor especial a la estética” y el color verde pone el acento en “el confort por su excelente relación calidad/precio”. Por último, el segmento de los compradores que “quieren una pieza de recambio de una marca de prestigio y buena calidad elegirán las lámparas con estuche naranja”, señalan desde Osram.

Además de la clasificación cromática, esta renovada versión presenta una nueva organización de la información que incluye en el frontal del embalaje los datos más importantes, como la referencia ECE, tensión y potencia, junto con intuitivos iconos que destacan otros valores clave del producto. Por su parte, el reverso contiene consejos de aplicación, sello de calidad y textos legales, entre otros.