La calidad y acabado de las juntas es fundamental para garantizar la estanqueidad de numerosas partes de un automóvil. En caso de que una junta no esté en perfecto estado, se debe proceder a su reparación. Pero, según el Blog Ruta 401, aquí surge una pregunta: ¿Juntas de papel o pasta formadora de juntas? En un nuevo artículo, explica los productos recomendados en pasta para juntas.

Si se debe utilizar la junta antigua como cuña de reglaje existen dos opciones: por un lado, Loctite MR 5922, un reforzador de juntas que dispone de un amplio tiempo de montaje, que se suele aplicar en reparaciones del motor y la caja de cambios. Desde el blog recomiendan que, con carácter general, uses este producto antes de colocar su junta tradicional precortada. para la adhesión y refuerzo al sellado de la misma.

Por su parte, Loctite MR 5923 es un reforzador de juntas que mejora las características de las juntas tradicionales precortadas y que tiene una alta resistencia a la compresión, a la gasolina, keroseno, agua fría y caliente, lubricantes, anticongelantes, ácidos y bases débiles, y vapores. Además, se puede aplicar fácilmente a brocha. Está destinado para el sellado de la tapa del termostato y de la bomba de agua.

Si, por el contrario, no se debe utilizar la junta antigua como reglaje, también hay varias opciones formadoras de juntas, dependiendo de la holgura que debe rellenar la pasta selladora. Los productos recomendados para holguras de menos de 0,25 mm. son, en primer lugar, Loctite 518, para cualquier tipo de brida rígida en hierro, acero y aluminio, y resistencia a aceites y agua, con aplicación en jeringuilla o en cartucho. Exhibe una resistencia térmica de hasta 150º C en continuo. Si se requiere una resistencia térmica superior, se puede acudir a Loctite 510, capaz de soportar temperaturas de hasta 200º C y resistir el empleo simultáneo de otros productos químicos.

Por su parte, para holguras de más de 0,25 mm., existen tres opciones principales: Loctite SI 5910, una pasta de alta elasticidad y flexibilidad para el reemplazo de juntas pre-cortadas de corcho y papel en bridas y tapas metálicas estampadas; Loctite SI 5699, especialmente indicada para piezas en las que se necesite una alta resistencia al agua o al glicol; y Loctite SI 5970, cuya aplicación en este caso está encaminada a piezas sometidas a vibraciones y torsiones.