Después de que el vehículo haya estado parado durante los últimos dos meses, Norauto recomienda, en primer lugar, realizar una limpieza en profundidad, tanto del interior como del exterior, sobre todo, de aquellos elementos que más se tocan como volante, manillar de las puertas, palanca de cambio de marchas, freno de mano, salpicadero,... Y también una desinfección del habitáculo para conseguir que el automóvil esté libre de gérmenes. Norauto cuenta con un servicio de higienización del habitáculo con ozono.

Igualmente, la cadena indica que limpiar el exterior para garantizar tanto la visión del conductor como la visibilidad del vehículo. Es importante para evitar accidentes y posibles daños en la pintura de la chapa o parabrisas.

Norauto aconseja también la revisión de los siguientes elementos:

  • Batería: es uno de los elementos que más sufren con el frío y con el estacionamiento. Si se observa que el coche no arranca, probablemente se deba a un fallo en la batería. Se recomienda contar con un cargador. Si es una batería con más de cinco años, es recomendable cambiarla. Norauto ofrece Easy Battery, un servicio presente en 21 provincias. Profesionales de la empresa llevan e instalan la batería en el vehículo a domicilio.
  • Neumáticos: han mantenido el peso del vehículo durante mucho tiempo sin moverse y en un mismo lado. Hay que comprobar que están en buen estado y que tienen la presión correcta. Norauto recomienda comprobar el inflado antes de iniciar la marcha y ajustarlo según las indicaciones del fabricante y teniendo en cuenta la carga.
  • Luces: revisar las luces de posición, cruce, largo alcance, antinieblas, luces de freno e intermitentes por si hay alguna fundida.
  • Testigos de avería: comprobar que no hay ningún testigo de avería encendido antes de arrancar.
  • Niveles de líquidos: especialmente el aceite, el anticongelante y el líquido de frenos. Si están por debajo de los niveles, puede ser por una posible fuga o por evaporación. En Norauto se pueden encontrar el tipo de aceite que se pueden necesitar según el coche introduciendo la matrícula del vehículo.
  • Estado de las escobillas: si el coche ha pasado mucho tiempo al sol en la misma posición será necesario revisar su estado. Su degradación en estas condiciones se acelera.
  • Aire acondicionado: es necesario ponerlo en marcha unos minutos en los primeros trayectos y siempre con las ventanas abiertas, aunque es una recomendación que sirve para el resto del año.
  • Prestar especial atención al arranque: se recomienda arrancar y esperar a que todos los líquidos fluyan y el motor coja temperatura. Iniciar la marcha despacio, sin acelerones bruscos. Comprobar también que todo el sistema eléctrico funciona correctamente.
  • Circular durante unos minutos a modo de prueba para comprobar si se escucha algún ruido extraño o si el vehículo no reacciona correctamente. Si es así, se debe acudir a un centro con profesionales cualificado que pueda revisar el automóvil en profundidad.