Al taller llega un Peugeot 307 con el código de motor NFU 1.6l gasolina, porque, una vez que el coche alcanza la temperatura de funcionamiento y se realiza un trayecto prolongado, se enciende en el cuadro de instrumentos un aviso de anomalía antipolución y el vehículo se queda sin fuerza. Tras parar el motor y volverlo a arrancar, se corrige el problema hasta que se vuelve a producir. Antes de iniciar cualquier otra comprobación, el operario de taller decide conectar su equipo de diagnosis al vehículo. La conexión OBD se localiza en la parte inferior bajo el volante, tras el guarnecido. Para leer la solución de la avería, pulsa aquí.