Una vez superados los meses duros de la pandemia del Covid-19, los protocolos de limpieza y desinfección se adaptan a nuevos usos y costumbres. Si bien la desinfección del habitáculo con ozono es esencial, no es lo único que se debe hacer para liberar el interior del coche de cualquier agente potencialmente infeccioso.

En esta línea, los especialistas en limpieza, higiene y desinfección de vehículos de Alvato siguen un protocolo recomendado de tres puntos que conviene desinfectar, además de utilizar los generadores de ozono. La acumulación de bacterias, virus y hongos en las superficies de contacto, los tejidos y los conductos de ventilación es real y determina esta urgencia por limpiar e higienizar dichas zonas.

La zona del volante, de la palanca de cambios y en general del cuadro de mandos, tanto del frontal como de la puerta, son muy utilizados y las manos tienen un contacto permanente con todos ellos. Es por esto que debe ser una de las zonas prioritarias en la desinfección, ya que si la superficie está contaminada y luego llevamos las manos al rostro, estaríamos trasladando estos agentes infecciosos a los ojos, la boca o la nariz.

Alvato también hace especial hincapié en la importancia que tiene la limpieza e higienización de la tapicería del coche, un lugar en el que se acumulan especialmente agentes infecciosos por el polvo y la suciedad que acaparan. En la misma dirección están los suelos y las alfombrillas, ya sea textil o cuero.

Finalmente, el uso de espumas con efecto microbicida en los conductos de ventilación del vehículo, tanto delanteros como traseros, va a evitar que los agentes infecciosos en suspensión entren en contacto con la piel y las partes sensibles de la cara. Al menos durante un tiempo.

Según los especialistas de Alvato, lo ideal es que, al menos una vez al mes, estas tres zonas sean marcadas como prioritarias en los nuevos protocolos de desinfección. Utilizar productos nanotecnológicos tras la limpieza del interior va a permitir gozar de un espacio preparado para prevenir durante mucho más tiempo.