El presidente de Adeabur, Diego Díez, acompañado de los miembros de su Junta Directiva ( Nati Palacios, José Luis Villar y Jesús Santamaría) y del secretario general de la asociación (Gabriel Martínez), ha mantenido una reunión, el 6 de noviembre, con el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Baudilio Fernández-Mardomingo, para abordar la situación de la lucha contra los reparadores ilegales y buscar fórmulas de optimización y colaboración en los esfuerzos desarrollados, tanto por esta asociación empresarial como por parte de las distintas administraciones competentes en diversas áreas.

La asociación burgalesa ya se reunió recientemente con el subdelegado del Gobierno y con elAyuntamiento de Burgos capital, en la que estuvieron presentes los respectivos órganos policiales (Policía Nacional, Guardia Civil y Policía local, respectivamente), así como técnicos de las áreas de servicios y la jefa de Inspección de Trabajo.

En concreto, el delegado territorial manifestó “la preocupación que este indeseable fenómeno de la actividad pirata” supone para la Administración de su competencia y para las áreas bajo su tutela: Medio Ambiente, Industria y Consumo. Además, Baudilio Fernández-Mardomingo compartió con los empresarios “su perplejidad ante la irresponsabilidad de ciertos automovilistas que dejan su seguridad en manos de estos desaprensivos”, y calificó de “injustificable” en la actualidad que “se pretendan escudar los ilegales en dificultades de regularización cuando la Administración está resultando ágil en la atención de expedientes de alta de empresa”.

A pesar de que ambas partes han admitido las dificultades y demoras que la aplicación del procedimiento administrativo supone en estos casos, el delegado mostró “la absoluta disposición y disponibilidad” de la Administración a su cargo para estudiar cuantas situaciones anómalas afloren, en especial “las que presenten indicios de radical falta de registro y autorización”. Para ello, aceptó la colaboración ofrecida por Adeabur e instó a la asociación a personarse en todos aquellos expedientes y situaciones de los que la patronal tenga constancia o datos que aportar o ratificar, comprometiendo la mejor colaboración y traslado de información y resultados que sea pertinente en cada caso.

Asimismo, el delegado territorial acusó recibo de la información de las vías de colaboración abordadas hasta la fecha por la patronal de los talleres y reparadores, escuchando con atención, según Adeabur, “la propuesta de generar entre todas las administraciones y la asociación una plataforma de solución para compartir con agilidad toda la información que, desde los distintos ámbitos, se recabe sobre ubicaciones y actividades ilegales, para proceder a acciones efectivas y rápidas desde cada una de las competencias con capacidad de intervenir, evitando duplicidad de actuaciones y buscando la máxima efectividad en cada competencia”.

De ello surgió el compromiso de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León de participar en cualquier iniciativa en tal sentido, que desde Adeabur se han comprometido a activar ante las distintas administraciones. Desde la asociación burgalesa recuerdan que una actuación de coordinación y colaboración similar se inició “con notable éxito” a principios de año en Zaragoza, promovida por la patronal de esa provincia.