Los resultados del pasado mes de agosto muestran una desaceleración en la demanda europea para los vehículos comerciales ( 0,01%) después del aumento obtenido en julio ( 4%). Los diversos segmentos se comportaron de manera diferente, con una demanda para autobuses que creció un 17,8%, mientras que los registros de los nuevos camiones disminuyeron un 2,9%, según datos de ACEA.

Entre los principales mercados, España y Francia registraron las mayores ganancias porcentuales, un 20,5% y un 14,5% respectivamente, aunque en el mercado italiano vieron una caída sustancial de la demanda (-22,9%).

En cuanto a los primeros ocho meses de 2017, la demanda de vehículos comerciales en la Unión Europea mantiene el impulso. Con 1,6 millones matriculaciones registradas, el mercado creció un 3,7%. España tuvo el mayor crecimiento en este periodo ( 15,3%), seguido de Francia ( 7,4%), Italia ( 2,2%) y Alemania ( 1,8%). Por el contrario, la demanda de nuevos vehículos comerciales contratados descendió un 2,6% en el Reino Unido.