La Guardia Civil de Huelva ha realizado un total de 16 inspecciones a diferentes establecimientos de la provincia dedicados a la reparación de vehículos. Este dispositivo se ha desarrollado entre el 15 de marzo y el 15 de abril por las unidades pertenecientes al Equipo de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona), dentro de los diferentes planes de actuación para el año 2018, con la finalidad de intensificar las actividades relacionadas con la Gestión de Residuos.

De las 16 inspecciones se han detectado 13 talleres clandestinos en diferentes localidades de la provincia, arrojando un número de 87 infracciones administrativas a la normativa sobre residuos, seguridad industrial, contaminación atmosférica, consumo y comercio, ley de aguas y otras materias clasificadas, informa La Vanguardia.

Para llevar a cabo las actividades relacionadas con este programa se ha recibido la colaboración de la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicio de automoción de Huelva, perteneciente a la Federación Onubense de Empresarios (FOE), así como de la Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y de los Ayuntamientos afectados por las actividades ilegales, a la hora de gestionar medidas cautelares de cierres para minimizar el sentimiento de impunidad que existe sobre dichas actividades.