Muchos son los conductores que aprovechan la llegada del buen tiempo para llevar a cabo la recarga del gas del aire acondicionado. Y es que es necesario revisar el sistema de climatización con periodicidad y realizar un mantenimiento cada dos años. Sin embargo, desde Norauto avisan de la proliferación de empresas que están ofreciendo un gas no homologado para realizar dichas recargas, poniendo así en riesgo la seguridad de los ocupantes.

El fabricante del vehículo es el que determina y homologa sus coches con unas especificaciones técnicas y mecánicas concretas, entre ellas, el tipo de gas que usa la instalación de aire acondicionado. El gas refrigerante del sistema de climatización más frecuente es el R134A y es el que compañías como Norauto utiliza. Un gas homologado y acorde a las características del automóvil, cumpliendo con la normativa vigente.

“Bajo la premisa de prometer precios bajos por este servicio, hay empresas que están ofreciendo una recarga del gas no homologado para el uso en vehículos y basado en hidrocarburos que son inflamables”. Norauto advierte que las instalaciones de aire acondicionado no están diseñadas para trabajar con estos gases y que, en caso de fuga, podría existir riesgo de explosión, poniendo en riesgo la seguridad de todos los pasajeros.

En este sentido, desde la cadena hacen hincapié en la importancia de que el cliente se cerciore de que está realizando una recarga del gas adecuada, segura y que corresponde con las características del coche. Por este motivo, Norauto recomienda hacerlo en un lugar especializado y que cumpla con la normativa. Su manipulación requiere mucha prudencia y debe realizarse por un profesional.