La Fundación Renault para la Movilidad Sostenible ha construido en el colegio CEIPSO Maestro Rodrigo de Aranjuez (Madrid) una zona de juegos exterior infantil sostenible, construida con neumáticos usados y capaz de generar energía eléctrica.

El parque infantil consta de diversas atracciones y juegos construidos a base de neumáticos usados (NFUs) y reciclados para la zona de juegos. Además, en cada uno de los columpios se ha instalado un alternador reutilizado que transforma la energía cinética en energía eléctrica. Esta energía se utiliza para alimentar el sistema de riego. El parque se completa con un panel solar instalado en la zona de sombra que sirve para alimentar el hilo musical de la denominada cápsula sonora, otra atracción del parque que favorece la relajación de los pequeños. También cuenta con una tirolina, túneles y un coche.

Los encargados de la construcción del parque han sido la Fundación Renault para la Movilidad Sostenible (FRMS), con la colaboración de Basurama (colectivo experto en proyectos de reutilización creativa de residuos), Creática (encargada de los dispositivos de recuperación de energía) y los propios docentes y alumnos del colegio, que han ayudado a construirlo, según informa el diario la Vanguardia.