Los talleres dados de alta, hasta el momento, se podrán consultar en la página web de OPEN, donde además se puede averiguar, con la matrícula del vehículo, el distintivo ambiental que le corresponde.

La clasificación ambiental divide a los vehículos en cinco categorías: los más viejos y contaminantes (anteriores al año 2000 si son gasolina y de 2006 en los diesel), que no tienen distintivo, y las cuatro categorías restantes (B, C, ECO y CERO) que sí disponen de etiqueta. Se clasifica así el parque automovilístico para discriminar positivamente a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y la salud.

En cuanto a las motocicletas, también están sujetas a esta clasificación ambiental. En este caso, las que no tienen derecho a distintivo son aquellas anteriores al año 2000.

Actualmente no es obligatorio llevar la etiqueta medioambiental hasta abril, pero se recomienda que se adhieran en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero, Además, los municipios, competentes para restringir la circulación o el acceso a vías urbanas, según el Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera, podrá provocar que se empiece a multar en ciertos municipios a vehículos que no dispongan del distintivo ambiental.