BFGoodrich participará como patrocinador en la carrera solidaria Wings For Life World Run, que se celebrará el próximo 8 de mayo en Valencia y que tiene como objetivo recoger fondos para apoyar la investigación para el tratamiento de las lesiones de médula espinal.

El objetivo de la carrera es procurar la cura de las lesiones medulares. Los accidentes de circulación provocan el 50 % de los daños de este tipo. Por ello, BFGoodrich ha firmado un acuerdo internacional de patronazgo con Red Bull, fundador de Wins For Life, para esta carrera mundial.

Wings For Life World Run es una carrera diferente, ya que no existe una meta al uso. Media hora después de dar la salida, arrancan los Catcher cars a una velocidad de 15 km/h. Estos vehículos van equipados con sensores para perseguir a los corredores para alcanzarlos, lo que supone el fin de su carrera. El último corredor que recoja será el vencedor. El Catcher car que saldrá en la carrera de Valencia estará conducido por Carlos Sainz Jr, que con este gesto demuestra su apoyo a la fundación.

Bajo el lema “Corriendo por los que no pueden”, la tercera edición de la carrera Wings For Life World Run, que se celebrará en Valencia y Oporto el próximo 8 de mayo, pretende romper récords de participación, de tiempos deportivos y de recaudación de fondos. El reto es grande, puesto que en la Wings For Life World Run 2015 se registraron 101.280 inscripciones y tomaron la salida 73.360 corredores en 32 países simultáneamente, abarcando 13 zonas horarias. Gracias a ello, se recaudaron más de 4,2 millones de euros, que fueron íntegramente a la lucha contra este tipo de lesiones.

Quienes quieran participar, pero no puedan desplazarse a cualquiera de las localizaciones oficiales, tienen la opción de descargarse la app Wings for Life World Run Selfie Run y correr desde cualquier parte, el mismo día, a la misma hora.