El Grupo Bridgestone  anunció un acuerdo con el Comité Olímpico Internacional (COI) que le convierte en patrocinador oficial de los Juegos Olímpicos de 2024. Al acto de presentación, hecho público en Tokio, asistieron el presidente del COI, Thomas Bach, y el CEO de Bridgestone y Presidente del Consejo, Masaaki Tsuya.

La asociación de Bridgestone con los Juegos Olímpicos y el Movimiento Olímpico tendrá efectos inmediatos e incluye la activación en relación con los Juegos Olímpicos de Rio 2016. Además, Bridgestone tiene derechos de activación del patrocinio en Brasil, Corea, Japón y Estados Unidos hasta el 2016.

A partir de 2017, los derechos  de activación se ampliarán a nivel mundial, e incluirán los Juegos Olímpicos de Invierno 2018, los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 y las Olimpiadas de 2022 y 2024. El acuerdo también incluye la activación de los derechos en cualquiera de los Juegos Olímpicos de la Juventud que puedan celebrarse durante el período 2017-2024.

Tsuya remarcó al respecto que "como grupo global, Bridgestone está muy satisfecho de acompañar al Movimiento Olímpico, un conjunto de organizaciones que no sólo une a los atletas del mundo en el mayor acontecimiento deportivo, sino que también aúna a esta celebración de deporte con un espíritu de servicio a la sociedad, la responsabilidad social y el respeto por la diversidad".

Por su parte, el máximo dirigente del COI expuso que se trata de un programa de patrocinio global que beneficia a todos los organizadores de futuros Juegos y a los Comités Olímpicos Nacionales y sus atletas, asegurando a los deportistas de todo el mundo, y no sólo de los países más grandes, que sean capaces de competir en los Juegos.