Bridgestone Europa, fabricante de neumáticos y productos derivados del caucho, presentó su nuevo neumático de camión y autocar para todas las posiciones, el U-AP 001, en la feria de neumáticos Reifen Essen, que se está celebrando en la ciudad alemana hasta el 30 de mayo.

Desarrollado para dar respuesta a los desafíos del transporte urbano de hoy, el Bridgestone U-AP 001 supera a su predecesor, el R192, en puntos clave de prestaciones y proporciona a los operadores ventajas en cuatro áreas principales:

- Alto nivel de seguridad durante todo el año gracias a las mejoras en agarre y en las prestaciones de frenado en todas las condiciones, incluidas las de invierno, barro y nieve, que le han otorgado la marca M S y el símbolo Alpino.

- Eficiencia de costes mejorada mediante una vida útil de los neumáticos un 20% mayor, y en consecuencia, un coste por kilómetro menor que el R192, mejor resculturabilidad y recauchutabilidad, mejora de la resistencia al desgaste irregular y durabilidad más resistente.

- Ampliación de la vida útil de los neumáticos a través del programa Bridgestone Total Tyre Life que ofrece una mayor vida útil y la oportunidad de recauchutar sucesivamente a través de las bandas de rodadura Premium de la compañía Bandag.

- Aumento de la capacidad de carga (de 148 a 150) para hacer frente a las necesidades del transporte público de hoy en día (reglamento Euro 6).

"Bridgestone se ha centrado en la solidez y robustez en la nueva generación de neumáticos para autobús U-AP 001, garantizando que tengan durabilidad y un alto valor de la carcasa para ofrecer a las flotas de autocar una mayor vida útil del neumático y superior recauchutabilidad, que se traduzca en un menor coste por kilómetro", remarcó Harald Van Ooteghem, Director Senior de Planificación de Marketing de Bridgestone Europa.

Los ingenieros de Bridgestone han logrado un mayor rendimiento mediante la optimización de la carcasa, el diseño de la banda de rodadura y el compuesto de la U-AP 001.

La sólida carcasa se ha creado para que soporte una mayor capacidad de carga que su predecesor, así como un mayor estrés y fuerzas de rodado después de haber circulado durante muchos miles de kilómetros, tanto durante la primera vida del neumático como en su posterior recauchutado.