Los camiones y los semirremolques son los vehículos que mayor tasa de rechazo en primera revisión registraron el año pasado en las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos, ITV, con un 26,6% y 26,3%, respetivamente.

Son datos de la patronal que agrupa a estas empresas, AECA-ITV, que ponen de manifiesto que fueron también estos vehículos los que presentaron los mayores defectos graves, con más de dos defectos graves por vehículo. A nivel de todo el parque automovilístico español, el 18% de los vehículos inspeccionados no superaron la inspección a la primera.

En total, las estaciones de Inspección Técnica de Vehículos (ITV) españolas llevaron a cabo la revisión de 18.757.553 vehículos durante el año 2015, un 1% más que en 2014. Del total de vehículos inspeccionados, 3.402.932, no superaron a la primera la inspección obligatoria (18,14% del total), esto supone que casi uno de cada cinco vehículos fue rechazado por no reunir las condiciones mínimas de seguridad o por emitir a la atmósfera emisiones contaminantes y nocivas superiores a lo permitido por ley.

Esta tasa de rechazo obedece a que durante las inspecciones se detectaron hasta un total de 21.891.090 defectos, de los cuales 6.173.916 eran graves (aquellos que automáticamente imposibilitan que un vehículo pueda superar la inspección técnica). Así, el promedio de errores graves detectados por vehículo rechazado es 1,8 defectos por vehículo, ya que en muchos de ellos se detectaron más de un defecto grave.

Sobre el total de defectos graves detectados, el apartado en el que más defectos graves se hallaron fue el de alumbrado y señalización (24,5%), seguido de ejes, ruedas, neumáticos y suspensión (22,5%) y frenos (15,5%).