La reunión se celebró con la participación de los gerentes de los equipos de Fórmula 1 y el director de carrera de la FIA, Charlie Whiting, en Abu Dhabi para hablar sobre los neumáticos, tras las quejas de los pilotos a Pirelli de que los neumáticos actuales no les permiten atacar en las carreras.

Según Auto Motor und Sport, los equipos que se reunieron con Whiting propusieron diversos cambios  para abordar los problemas de los neumáticos, aunque finalmente no se llegó a ningún acuerdo. Una de las propuestas fue que los pilotos pudieran ser libres de elegir los neumáticos que desean para la carrera, pero se desecho por el peligro de que los mejores equipos contarán con la libertad de elegir los mejores neumático, lo que sería aún mas perjudicial para la competición.

Otras idea fueron introducir dos paradas obligatorias por conductor o un 'sistema de puntos' para los neumáticos, en el que a cada compuesto se le asignaría un cierto número de puntos, y los pilotos deberían cumplir con un puntaje mínimo de puntos por carrera.

Finalmente, representantes del equipo Mercedes convencieron a los demás sobre que las regulaciones de los neumáticos son prematuras. “Tendremos coches nuevos y neumáticos nuevos el próximo año”, y continuaron “Veamos cómo afecta eso a las carreras antes de introducir más cosas nuevas”.