El equipo Porsche ha conseguido la 20ª victoria consecutiva para el Grupo Michelin en la legendaria prueba de resistencia de las 24 Horas de Le Mans, al alzarse con el podio absoluto en la carrera disputada el pasado fin de semana.

En esta edición de 2017, Timo Bernhard, Earl Bamber y Brendon Hartley (Porsche 919 HybridN° 2) obtuvieron el premio más prestigioso de la disciplina después de haber ganado la emocionante carrera del fin de semana, liderada durante la noche por el Porsche 919 HybridN°1 (Jani/Lotterer/Tandy), por los retiros casi simultáneos de los Toyota TS050-Hybrids N° 7 (Conway / Kobayashi / Sarrazin) y N° 9 (Lapierre/ Kunimoto/López) y por el largo tiempo que pasó el Toyota N° 8 (Buemi/Davidson/Nakajima) en el pit para resolver un problema técnico.

Desde el comienzo de su ininterrumpida serie de 20 victorias desde 1998, Michelin ha ganado las 24 Horas de Le Mans con socios como Audi, Bentley, BMW, Peugeot y Porsche. Y antes de eso, el Grupo había ganado esta prestigiosa carrera de resistencia con McLaren, Mercedes, Alpine-Renault y Chenard&Walcker.

"Esta serie de 20 victorias demuestra que Michelin ha logrado proporcionar a sus socios soluciones ganadoras que se han ajustado a la perfección a la evolución de los autos y de la propia carrera en las últimas dos décadas",ha comentado Pascal Couasnon, director de Michelin Motorsport. "Nuestra capacidad para anticiparnos y responder a nuevos desafíos han sido los motores para desarrollar las nuevas tecnologías que hemos presentado en los últimos años y que han ido encontrando gradualmente su camino en nuestros neumáticos de carretera".

"Este enfoque nos ha permitido crear fructíferas asociaciones técnicas con los más importantes y prestigiosos constructores de automóviles del mundo, fomentando, de este modo, innovaciones y facilitando la transferencia de nuevas tecnologías desde el circuito a la calle", ha continuado Couasnon.

Desde las ruedas y neumáticos desmontables, hasta los neumáticos slicks y los radiales, pasando por las soluciones adaptadas a los primeros prototipos diésel y los híbridos LMP1-H de última generación, la lista de innovaciones de Michelin que han demostrado su pertinencia en Le Mans es muy larga y lo será aún más en el futuro. Michelin está trabajando actualmente en una nueva generación de neumáticos conectados, que incorporan biotecnologías avanzadas.