El Campeonato Mundial de Moto2 y Moto3 de la FIM, el que participa Dunlop, abandona Europa para comenzar la gira asiática. Japón, Australia y Malasia serán los tres próximos escenarios donde se vivirá la emoción de las mejores carreras del mundo.

El próximo 16 de octubre, Japón será testigo de una nueva batalla entre los dos pilotos de Moto2 que persiguen el trono de Campeón del Mundo. Motegi será la primera parada de esta gira. Este circuito suele ser más suave con los neumáticos traseros que la mayoría de los circuitos de superficie seca; su trazado curvilíneo, en cambio, es muy exigente con los neumáticos delanteros, ya que obliga a los pilotos a frenar en profundidad con frecuencia.

Para esta ocasión, Dunlop, con su amplia experiencia en Motegi, ha seleccionado los compuestos más blandos para proporcionar a los pilotos la estabilidad, la adherencia y la precisión necesarias.

La Asignación de neumáticos para Motegi será la siguiente: Moto2, delantero, blando «1» (negro sobre amarillo) / Medio «2» (negro sobre plata); trasero, Blando «0» (plata sobre negro) / Blando «1» (negro sobre amarillo). Moto3, delantero, blando/Medio; Trasero: Blando «S1»/Medio «M1».

Las especificaciones de neumáticos para 2016 son similares a las de la última temporada, con la salvedad de que en Moto3 se incluirá el H3 para las ruedas traseras, un neumático con características más cercanas a las de una opción intermedia que el H2 de 2015. Las prestaciones del H3 son tan buenas o incluso mejores que las de su predecesor, pero cuenta con una mayor durabilidad.