Dunlop lanza al mercado SportSmart2, nuevo neumático para motos deportivas que supone una evolución respecto al su exitoso antecesor, el SportSmart, en cuanto a comodidad, maniobrabilidad, agarre sobre firme húmedo y mojado, una vida útil más prolongada y elevada velocidad máxima.

La tecnología del SportSmart2 ha sido desarrollada por el equipo europeo de I D de Dunlop y se deriva de productos que han demostrado su capacidad para ganar competiciones, como el neumático D212 GP Pro. Se fabrica íntegramente en la fábrica de Dunlop en Montluçon (Francia).

El neumático delantero emplea un nuevo dibujo en 'V invertida' en el centro de la banda, lo que acelera el drenaje. También se ha mejorado el agarre, gracias al nuevo compuesto de los hombros del neumático trasero, fabricado con una nueva fórmula 100 % sílice con gran capacidad de dispersión.

El rendimiento sobre firme seco se ha optimizado para una amplia gama de temperaturas, mediante la incorporación de un polímero líquido y varias resinas de tracción perfeccionadas en el curso del programa de competición de Dunlop.

Del mismo modo, el perfil del nuevo neumático delantero distribuye la presión de la huella con mayor eficacia, potenciando la estabilidad en el frenado en seco. El SportSmart2 reduce las oscilaciones y vibraciones y acorta en un 23 % el tiempo de respuesta de la dirección. El menor par resultante se traduce en un menor esfuerzo de la dirección.

La masa no suspendida se ha reducido por el menor peso de los neumáticos delantero (-7%) y trasero (-8%) respecto a su antecesor el SportSmart.

Mientras, la tecnología Steel JLB mejora la velocidad máxima que puede alcanzar este neumático, que también se beneficia de la sustitución de las dos capas tipo breaker de la construcción del neumático trasero por una capa de refuerzo flotante.

Finalmente, recalcar que un compuesto central más duro permite recorrer más kilómetros y mejora la estabilidad de la marcha a alta velocidad. Gracias a ello, el desgaste uniforme del neumático garantiza la maniobrabilidad, prolonga la vida útil y reduce la vibración.