El podio de las 24 horas de Le Mans 2013 en LMP2 estuvo copado por nueve pilotos Dunlop, al conseguir sus equipos la victoria, el segundo y el tercer puesto. El coche del equipo Oak Racing Morgan-Nissan con el número 35, a pesar de comenzar noveno en parrilla, consiguió la victoria tras liderar la carrera desde la hora 16 hasta la bandera de cuadros.

 

Los únicos coches que pudieron plantarles cara durante las 24 horas fueron el Zytek-Nissan de Jota Sport y el Oreca-Nissan del equipo G-Drive, ambos calzados también con neumáticos Dunlop. La cuarta plaza en LMP2 (décima absoluta) la obtuvo otro Zytek-Nissan, el de Greaves Motorsport en el que competía Lucas Ordoñez, también con neumáticos Dunlop.
Las condiciones atmosféricas fueron frías, mezcladas con períodos de lluvia y otros donde la pista de 13,6 km estaba parte mojada y parte seca. Dunlop tuvo la oportunidad de proporcionar neumáticos que se ajustaran a todas las condiciones y estilos de conducción, y esto se saldó con Dunlop en siete de las ocho primeras posiciones, incluyendo las cuatro primeras.
A pesar de los numerosos incidentes de esta edición, los equipos demostraron su robustez y 42 coches, incluyendo los 12 con neumáticos Dunlop, terminaron este año, un número alto si lo comparamos con los 27 y 33 en 2010 y 2011, respectivamente.
Los resultados de Le Mans 2013 fueron ensombrecidos por la muerte del piloto danés Allan Simonsen tras un accidente en las primeras etapas de la carrera y también por las noticias del fallecimiento del piloto de VNL Wolf Sylvester durante una carrera en Nurburgring el sábado.