El BMW M3, uno de los coches deportivos más icónicos de la historia, celebra su 30 aniversario y para conmemorar esta efeméride la marca ha escogido a Dunlop como su neumático oficial. De hecho, incluso antes que en 2009 Dunlop se convirtiera en socio técnico de BMW Motorsport, ambas marcas habían mantenido una estrecha relación tanto dentro como fuera de la pista.

 

De los éxitos cosechados en los circuitos destaca la victoria en las 24 horas de Nürburgring en 2010 y en las American Le Mans Series en 2010 y 2011. Además, BMW y Dunlop trabajan conjuntamente en proyectos de equipamiento original para vehículos de calle.

El BMW M3 fue creado en 1985 expresamente para homologarlo en competición, para lo que debían fabricar 5.000 unidades del modelo de calle. Consiguió la homologación en la categoría Grupo A de la FIA, pero junto a las unidades de calle a la venta tuvieron una excelente acogida por parte del público, lo cual dio lugar a las cuatro generaciones posteriores de las cuales se han vendido miles de unidades en todo el mundo.

En paralelo, el BMW M3 ha tenido una trayectoria de éxitos en competición y en ventas muchas veces de la mano de Dunlop, que ha sido el neumático elegido para subir a lo más alto del pódium en diferentes ocasiones.

Para Héctor Ares, PR manager de Goodyear Dunlop Iberia, ambas marcas tenemos una filosofía común, esforzándonos en conseguir siempre los mejores resultados tanto en la pista como en la carretera, y buena muestra de ello es nuestra larga y exitosa colaboración.

"Es lo que en Dunlop describimos como 'Forever Forward', siempre a la vanguardia de la innovación en nuestros productos para los pilotos y para los consumidores", agrega acto seguido.