Durante el presente ejercicio se conmemoran los 125 años de la invención del primer neumático. La historia se remonta a 1888, cuando al veterinario escocés John Boyd Dunlop se le ocurrió la idea de sustituir las ruedas macizas del triciclo de su hijo por bandas de caucho hinchadas con aire.

Mediante este invento, John Boyd Dunlop desarrolló el primer sistema de amortiguación de aire de la historia y estableció los pilares para el primer neumático. De esta forma, la marca dio sus primeros pasos y con la evolución de la historia se ha convertido en una destacada marca de neumáticos.

John Boyd Dunlop estaba muy lejos de imaginar que al fabricar esos neumáticos improvisados iba a revolucionar la locomoción mundial. A día de hoy, aún son muchas personas las que no saben que debemos nuestro bienestar y seguridad en la carretera a un niño y su triciclo.

Hoy en día, Dunlop celebra su éxito y el papel determinante de la marca en el perfeccionamiento de las prestaciones de los neumáticos.

De hecho, la marca sigue presente en todo el mundo a través de múltiples disciplinas deportivas sobre dos y cuatro ruedas. Su presencia en competición sirve como laboratorio de pruebas para soluciones tecnológicas, que más tarde se aplican en los neumáticos de calle tanto de moto como de turismo.