Neumáticos Andrés, como distribuidor exclusivo de General Tire en España, Portugal y Andorra, será el encargado de suministrar en reposición el nuevo neumático homologado por Mercedes Benz para la Clase G 300.

El fabricante de automóviles alemán ha decidido que los neumáticos Grabber AT² de General Tire, marca perteneciente al Grupo Continental, en la medida LT 265/75 R 16 formen parte de la equipación original de los nuevos Clase G 300 de Mercedes-Benz. General Tire ha diseñado un neumático robusto y de gran rendimiento tanto dentro como fuera del asfalto, a la altura de las exigencias de los potentes todoterreno de Mercedes Benz, los cuales requieren máximo agarre en suelos pedregosos, arenosos y con barro.

El elevado nivel de exigencia de Mercedes-Benz, que establece un estándar muy alto en los requisitos de los neumáticos para equipo original y de reemplazo, suponen “un sello de calidad muy especial” para General Tire, asegura Matthias Bartz, Director General de Desarrollo Comercial de neumáticos para la región de EMEA. “Como compañía especializada en la producción de neumáticos para 4x4 aportamos más de un siglo de experiencia en el desarrollo de este tipo de neumáticos, cuyo estándar de calidad ha impresionado a uno de los fabricantes de vehículos líder europeo en el mercado off-road", añade el directivo.

Se trata de una muy buena noticia para los más de 20.000 clientes profesionales de Grupo Andrés ya que, como afirma Adrián Herrera, responsable de Importación y Exportación de Grupo Andrés, “refuerza el catálogo de referencias de las marcas que distribuye en exclusiva”.

Grabber AT²

Sobre sus características destacadas, la marca estadounidense explica que los Grabber AT² están compuestos de caucho de alta durabilidad desarrollado para asfalto, caminos de tierra y todoterreno. Cuentan con una banda de rodadura de cinco ranuras circunferenciales y bloques que aportan un agarre máximo, para un gran rendimiento on y off road, junto con un bajo nivel de ruido. Estos atributos contribuyen a una gran tracción en terrenos difíciles y los bloques reforzados de la banda de rodadura garantizan estabilidad y alto kilometraje, porque están situados en el hombro del neumático, que es la parte que soporta la mayor carga en las maniobras de dirección.

Aunque la banda de rodadura tienen una alta profundidad, de 13.5 mm, el nuevo compuesto de esta rueda tiene una fuerte resistencia al deterioro en superficies de bordes afilados, según los datos aportados por General Tire. Además, son neumáticos muy seguros y duraderos incluso en terreno pedregoso, al estar construidos en triple capa y con unas paredes laterales muy robustas.