El Metzeler Feelfree Wintec, ahora que llega el frío y la lluvia, sale del armario para asegurar la movilidad de los conductores de scooter de todo el mundo. Este neumático, nacido para mejorar la seguridad de este segmento en los meses más fríos del año, es capaz de alargar la movilidad sobre dos ruedas a lo largo de las estaciones.

Con el objetivo de demostrar sus excepcionales cualidades, incluso en las condiciones más complicadas, Metzeler España pone a prueba este modelo a lo largo de siete semanas, de la mano de dos bloggers especializados en esta tipología de motos: Gerard Boadella, del TMax Club, y Yat Ming Mai Li (Mat), del Club Honda.

El primero, que pilota una Yamaha TMAX 500 cc con cubiertas de medidas 120/70 delante y 160/60 detrás, realiza la mayor parte de sus trayectos por carreteras reviradas fuera del área urbana, mientras Mat probó el Feelfree Wintec en su Scoopy SH125 cc, con neumáticos 100/80 delante y 120/80 detrás, por ciudad y en un centro de pruebas.

En ambos casos destacaron la excepcional sensación de seguridad que transmitía el neumático sobre cualquier superficie. Además, Gerard remarcó que "en conducción deportiva creo que mi moto ha llegado hasta el final: no me ha dado ningún problema".

Por su parte, Mat subrayó la maniobrabilidad del Feel Free Wintec en ciudad y "la confianza que ofrece sobre todo cuando pasas por encima de las líneas blancas".

Lanzado en 2007 como neumático radial para maxi-scooters (Burgman 650 y Tmax 500), el Feelfree Wintec se convirtió rápidamente en la opción ideal para todo el segmento, desestacionalizando el uso del scooter.

Ha sido diseñado para ofrecer las máximas prestaciones en situaciones de baja temperatura y superficies mojadas, garantizando al mismo tiempo el mejor rendimiento en circunstancias de rodaje en climatología cálida y sobre seco.

Su facilidad de manejo y estabilidad son sus dos cualidades más importantes, factores que proporcionan al piloto una gran sensación de seguridad y confianza.