El grado A de la lista del CDP es la puntuación más alta que pueden recibir las corporaciones. Con ello se valora la efectividad de los esfuerzos realizados para reducir las emisiones y los riesgos asociados al clima, el desarrollo de una economía de bajas emisiones de carbono, así como la transparencia y lo completo de la información proporcionada, además de la adopción de mejores prácticas asociadas con el impacto del clima.

CDP, que tiene como objetivo guiar a compañías y gobiernos a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, proteger las fuentes de agua y los bosques, recoge datos relacionados con el impacto medioambiental, los riesgos y oportunidades para alcanzar una evaluación independiente tanto a nivel de metodología como de cálculo de valores.

En 2019, más de 525 inversores, representantes de activos que superan los 96 billones de dólares, y 125 compradores a gran escala, con un potencial de compra de 3,6 billones de dólares, reclamaron a las compañías la compartición de datos usando la plataforma CDP, petición a la que respondieron afirmativamente 8.400 compañías.

El reconocimiento de CDP confirma el constante compromiso de Pirelli en cuestiones relativas a la sostenibilidad, apartado en el que la compañía ya presume de numerosos logros. Entre ellos se cuenta el liderazgo mundial del sector de Automóviles y Componentes del Dow Jones, la “Gold Class distinction” en el anuario 2019 de RobecoSAM y la incusión, también en el pasado ejercicio, dentro de la lista de compañías líderes del Pacto Global de las Naciones Unidas.