Desde 2017, Continental y Kordsa trabajan juntos en esta nueva tecnología de inmersión ecológica Cokook, que permite la activación de la unión de materiales de refuerzo textil con compuestos de caucho sin el uso de resorcinol y formaldehído en el baño textil. Los materiales de refuerzo textil se utilizan ampliamente en la fabricación de neumáticos, así como en la producción de productos mecánicos de caucho, como mangueras y cintas transportadoras.

Más de 40 empresas (fabricantes de neumáticos, convertidores y proveedores de textiles) han expresado su interés en probar el material y están considerando unirse al grupo de licencias. Unos 20 de estos ya han recibido muestras. Se ha invitado a todas las partes interesadas a unirse al grupo y obtener licencias gratuitas para contribuir al desarrollo de esta nueva tecnología ecológica. El grupo de licencias está a cargo de la firma de abogados independiente AdvInno.

"El proceso de muestreo fue un gran éxito y superó nuestras expectativas. Los comentarios del sector nos animaron a proceder con la integración de Cokoon en nuestros neumáticos y comenzar la producción en serie de los primeros neumáticos en 2019. Ampliar el uso de la tecnología Cokoon en nuestra producción de neumáticos en 2020 y en los años siguientes es una prioridad máxima para nosotros", indica Andreas Topp, vicepresidente de Desarrollo e Industrialización de Materiales y Procesos de Continental Tires.

Cokoon es la marca de una nueva tecnología de sistema de unión que se ofrece a todos los demás fabricantes de neumáticos y sus proveedores como una solución de código abierto. Los socios de desarrollo Continental y Kordsa han optado por renunciar a las tarifas de desarrollo o licencia. A cambio, esperan que los licenciatarios pongan sus patentes sobre las mejoras adicionales de esta tecnología a disposición de otros socios de forma gratuita a través de un grupo de licencias. Las empresas interesadas pueden solicitar muestras.

Antes de Cokoon, los elementos químicos resorcinol y formaldehído eran insustituibles en la activación de la unión de los materiales de refuerzo textil a la matriz de caucho circundante. La sustitución del resorcinol y el formaldehído por alternativas más ecológicas es beneficiosa no sólo para una cadena de suministro sostenible, sino también para los fabricantes de refuerzos de neumáticos. Los empleados de las plantas de neumáticos y los consumidores finales no están expuestos a estas sustancias, ya que se alteran químicamente a través del proceso de vulcanización. Con la tecnología de inmersión Cokoon, la unión de los textiles al caucho es ahora posible sin estas dos sustancias y la tecnología no requiere ningún cambio en el equipo de proceso.