El nuevo Dunlop Sport Maxx Race 2 ha sido aprobado por Porsche como equipamiento original para el nuevo 911 GT3 RS en las dimensiones 265/35ZR20 (99Y) XL y 325/30ZR21 (108Y) XL. Ambos neumáticos incluyen marcaje N1, indicando que Porsche ha homologado estos neumáticos para su vehículo.

El sucesor del Sport Maxx Race ha sido desarrollado conjuntamente con Porsche para cumplir con los excepcionales requisitos de prestaciones de su nuevo 911 GT3 RS: buen rendimiento en superficies secas y entrega del mejor tiempo por vuelta en pista para conductores profesionales de altas prestaciones. Para ofrecer estas características, los ingenieros de Dunlop trabajaron en una evolución tanto del diseño como del compuesto para proporcionar un agarre y un rendimiento extra.

El recién desarrollado Sport Maxx Race 2 está hecho de un compuesto único derivado del automovilismo deportivo, un elemento crucial para mejorar la conducción de alto rendimiento. Este compuesto de carreras se calienta más rápido que los compuestos normales. Esto mejora la fricción entre el neumático y la carretera, lo que resulta en un agarre extremo y una mayor estabilidad de al conducir coches de altas prestaciones.

Después de pruebas intensivas en el Nürburgring Nordschleife en Alemania y en la pista de pruebas de Porsche en Nardò en Italia, el Sport Maxx Race 2 fue aprobado como equipamiento OE para el 911 GT3 RS.

"El Sport Maxx Race 2 es una excelente combinación para nuestro 911 GT3 RS, en términos de rendimiento en seco, agarre y precisión de dirección. La calidad demostrada de Dunlop y su capacidad para comprender e implementar nuestros requisitos son la clave del éxito," dijo Jan Frank, Ingeniero Jefe de Desarrollo de Porsche Motorsport.

La experiencia ganadora de Dunlop en el automovilismo deportivo es un activo fundamental para diseñar y desarrollar neumáticos de Ultra Alto Rendimiento para coches deportivos como el Porsche 911 GT3 RS. El deporte del motor representa el campo de pruebas definitivo, ya que permite recopilar grandes cantidades de datos, comentarios de los pilotos y permite competir directamente con otras marcas de neumáticos para superar los límites de la innovación. Ganar una carrera de 24 horas es la última prueba de durabilidad, rendimiento y consistencia para cualquier fabricante de neumáticos, y Dunlop logró transferir lo aprendido en las 24 Horas de Nürburgring y en las 24 Horas de Le Mans a neumáticos de alto rendimiento para la carretera.