El fabricante coreano de neumáticos Hankook mantiene su apuesta por la tecnología silenciosa "sound absorber®", incrementando su desarrollo centrándose en el peso, la optimización de procesos y un uso a altas velocidades.

Con esta tecnología, Hankook reduce significativamente el ruido interior en los vehículos provocado por las vibraciones en la cavidad del neumático, ayudando así a crear una experiencia de conducción más cómoda y lujosa. Todos los vehículos se benefician del continuo desarrollo de la tecnología de Hankook.

Los neumáticos “sound absorber®” de Hankook están equipados con una capa interior de espuma de poliuretano especial adherida a la parte interior del neumático durante el proceso de fabricación. Esto ayuda a reducir las desagradables frecuencias de resonancia/zumbido relacionadas con el sistema que se generan a ciertas velocidades durante una conducción normal. El valor del nivel máximo de ruido dentro del vehículo se reduce considerablemente al utilizar neumáticos “sound absorber®”, pudiendo ser de 5 a 7 dB(A). Los neumáticos de peso ligero, deportivos y de altas prestaciones con una baja relación de aspecto, pero una cavidad de gran resonancia tienden a beneficiarse en mayor grado de esta tecnología.

La espuma acústica utilizada previamente se fijaba en su sitio utilizando una fina capa del material Sealguard propio de la compañía, aplicado por completo en un proceso de intensidad laboriosa. Con el desarrollo de la tecnología “sound absorber®”, la aplicación de la espuma se ha integra al proceso de fabricación del neumático de forma completamente automatizada. También ha sido desarrollado para este fin un nuevo material de espuma de peso ligero. Asimismo, el material Sealguard ha sido sustituido por un pegamento a base de silicona que solo necesita cubrir parcialmente la parte interior del neumático en lugar de ser aplicado por toda la superficie como era habitual anteriormente. Esto no solo reduce significativamente el peso, sino que mejora las propiedades de resistencia al calor de la nueva tecnología, traduciéndose en una capacidad de carga mejorada y una mayor durabilidad, especialmente en condiciones de carga completa y a altas velocidades.