El fabricante de vehículos Opel ha elegido el neumático UHP de Hankook Ventus S1 evo² como equipamiento original para el nuevo Opel Insignia. El neumático incorpora de serie la tecnología "sound absorber®" de Hankook.

El buque insignia deportivo de Opel con hasta 260 CV bajo el capó ofrece una conducción agradable sin renunciar a la comodidad. Para encajar con la nueva deportividad del Opel Insignia, los ingenieros de Hankook han desarrollado un neumático adaptado a las características del vehículo en todos los aspectos, el Ventus S1 evo² en la medida 245/45 R18 96W, que ya cuenta con la tecnología avanzada "sound absorber®" de Hankook.

El compuesto optimizado de la banda de rodadura de sílice de gran adherencia garantiza una menor resistencia a la rodadura y, por lo tanto, una mejorada huella ecológica. La sofisticada tecnología del neumático con carcasa ligera ofrece una zona de contacto máxima en la banda de rodadura bajo cualquier condición. El innovador diseño de bloques de 3 capas inspirado en el DTM con su disposición especial en escalera en los bloques de las nervaduras exteriores también garantiza una zona de contacto uniforme en el neumático durante toda la vida útil del neumático, garantizando así una tracción y un rendimiento de la frenada magníficos tanto en carreteras mojadas como secas.

Para continuar optimizando el ruido en la cavidad y mejorar aún más las características de comodidad del Opel Insignia, los desarrolladores de Hankook adaptaron el propio neumático silencioso de la compañía con la tecnología "sound absorber®". Con ello, en la parte interior del neumático se aplica una capa interior de espuma especial de poliuretano que previene el ruido en la cavidad.

Opel ha elegido el Ventus S1 evo² como neumático que combina una comodidad de gran suspensión, un ruido de rodadura muy bajo y una resistencia a la rodadura reducida. Como siempre ocurre con Hankook, la atención se centró en las características de seguridad durante el desarrollo, por lo que el neumático cuenta con unas ranuras más anchas en la banda de rodadura que mejoran las características de aquaplaning, así como un mayor agarre tanto en carreteras mojadas como secas.