Inflar los neumáticos podría ser algo del pasado gracias a Goodyear Tire & Rubber Company, después que la firma americana anunciara recientemente el comienzo de la fase de pruebas de unas cubiertas que incorporan una tecnología para permitir inflar los neumáticos de manera automática en vehículos comerciales.

 

 

Así pues, no sólo se terminaría el hecho revisar periódicamente la presión de los vehículos de forma manual, sino que también garantizaría un mejor desgaste del neumático, ampliando su ciclo de vida, además de un ahorro en el gasto de combustible.

 

La fase pruebas se pondrá en marcha en múltiples flotas de camiones de Estados Unidos y Canadá durante los próximos 18 meses, que probarán lo que Goodyear denomina la Tecnología de Mantenimiento de Aire (AMT), que está continuamente monitorizando la presión de los neumáticos para mantenerla en el nivel óptimo.

 

AMT garantiza que los neumáticos permanezcan con su presión correcta independientemente de las distintas condiciones como el estado del asfalto, condiciones meteorológicas adversas o incluso sobre neumáticos recauchutados sin la necesidad de bombas o cualquier tipo de electrónica externa. Todos los componentes de este sistema, incluyendo la bomba, se encuentran en el interior de la cubierta del neumático. 

 

El fabricante americano considera que el cambio de neumáticos es el coste más elevado en cuanto a mantenimiento en las flotas de vehículos, lo que ha hecho que la compañía se decidiese por el desarrollo de esta novedosa tecnología dentro de este sector. 

 

Para Joseph Zekoski, director técnico de Goodyear, “esta fase de pruebas nos ayudará a determinar si podemos tener esta tecnología disponible en el mercado de neumáticos comerciales”. 

 

El proyecto cuenta con el apoyo del Departamento de la Oficina de Tecnología de Vehículos de Energía, que ha brindado una subvención de algo más de 1,2 millones de euros para ayudar en la investigación y el desarrollo del sistema AMT para neumáticos de vehículos comerciales.