El fabricante coreano Kumho Tyre se ha volcado, por tercer año consecutivo, en la expedición el Desierto de los Niños, equipando los 61 vehículos de Hyundai y entregado 2.000 bandas reflectantes que darán visibilidad a los viandantes.

Kumho Tyre ha activado una nueva campaña de seguridad vial durante la decimotercera edición del Desierto de los Niños, entregando 2.000 bandas reflectantes y material escolar entre las escuelas de los diferentes pueblos de Marruecos por los que pasa la caravana solidaria. Con este elemento de seguridad, se pretende reducir la tasa de mortalidad por atropellos provocados por la falta de visibilidad de los viandantes, algo que se combate con las bandas, diseñadas para ser llevadas en muñecas o tobillos de niños y jóvenes.

Aparte de esta campaña vial, que es una extensión de la ya iniciada por el fabricante el año pasado al dar visibilidad a los carromatos, Kumho ha cedido sus neumáticos, que han completado con éxito el recorrido sin sufrir ningún pinchazo, para toda la expedición, compuesta este año por 61 vehículos de Hyundai, dato que ha batido todos los récords de las ediciones anteriores.

Los neumáticos que equipaban los vehículos de la caravana han sido fundamentales para que el Desierto de los Niños pudiese cumplir sus objetivos, llegando a tiempo a cada una de las paradas y superando todos los obstáculos. Caminos de piedras, agua, ríos de arena, dunas ofesh-fesh han sido algunos de los elementos a los que se han enfrentado con éxito, al superar los 2.000 kilómetros sin registrar ningún percance.

En esta ocasión, Kumho ha elegido los mismos modelos que ya superaron esta dura prueba en la edición anterior gracias a sus extraordinarias prestaciones en robustez, agarre y resistencia a golpes: el RoadVenture KL51, Crugen KL33 y el Solus KL21. A ellos, se ha sumado este año el neumático all-seasonSolus HA31, que ha equipado el Hyundai H1, y ha resultado fundamental para afrontar con éxito tanto las temperaturas elevadas del desierto como las más bajas de la zona del Atlas.

Luis Hernández, director comercial y de marketing para Kumho Tyre España ha comentado sobre este proyecto de Kumho: “Estamos completamente orgullosos de la labor realizada en esta nueva edición de la aventura solidaria que nos ha permitido ayudar un poco más a los habitantes de la zona. Dejando a un lado el excepcional rendimiento de nuestros neumáticos al recorrer 2.000 kilómetros sin pinchazo alguno, para nosotros es fundamental la acción de la educación vial que hemos desarrollado. Y digo educación, y no solo seguridad, porque con la entrega de las 2.000 pulseras reflectantes les proporcionamos visibilidad a los viandantes, evitando, así, muchos atropellos mortalesy, al mismo tiempo,les concienciamossobre la importancia de ser vistos. Con acciones y éxitos como estos, queremosdirigir todos nuestros esfuerzos paraalcanzarel objetivo de ‘Muertes Cero' en la carretera”.