Kumho regresa por segundo año consecutivo a Marruecos como patrocinador del proyecto solidario conocido como el Desierto de los Niños, que bajo el lema “ver y ser vistos” celebra su duodécima edición. La iniciativa ha sido presentada por Kumho esta mañana en el madrileño circuito del Jarama junto a los otros dos patrocinadores, Hyundai y Alain Afflelou.

La gran aventura infantil del Desierto de los Niños, vuelve a Marruecos en 2016 en las fechas habituales de Semana Santa infantil, arrancando el próximo 18 de marzo desde el puerto de Tarifa. Por delante, un montón de kilómetros, aventuras y anécdotas que quedarán para siempre en la memoria de los componentes de la caravana.

En esta edición, Kumho no sólo aportara neumáticos para todos los vehículos oficiales de la expedición, sino que ha iniciado un proyecto que combina solidaridad y seguridad vial, aportando bandas reflectantes para los carros tirados por burros y caballos que abundan en el sur de Marruecos. Estos carros, sin ningún tipo de luces, suelen ser objeto de alcance por otros vehículos en sus trayectos nocturnos. Las bandas reflectantes, con una leyenda sobre seguridad vial en cuatro idiomas en su reverso (español, inglés, francés y árabe) serán entregadas a la policía local para su distribución a la población local.

Desierto de los Niños se mantiene fiel a su filosofía original como viaje familiar pensado para que los pequeños de la casa conozcan un país y una cultura diferentes. Niños que, a la vez, interactúan con los chavales marroquíes en cada una de las paradas que el viaje hace en escuelas y asociaciones locales, ya que son los propios niños (españoles y marroquíes) los encargados de distribuir todo el material escolar y solidario que se transporta en el camión que acompaña al viaje. Un “trueque” en el que se intercambia el material por dibujos realizados por los niños del desierto.

La caravana 2016 del Desierto de los Niños estará compuesta por 52 vehículos, de los cuales 26 son de tipo SUV. En lo que al viaje en sí se refiere, y continuando la política de enseñar las maravillas naturales de Marruecos, la edición 2016 varía sus recorridos para pasar por las espectaculares cascadas de Ouzoud y por el puente natural de Demnate, antes de iniciar las jornadas de desierto puro.

Además del patrocinio de Kumho y Hyundai, La Fundación Alain Afflelou continuará con la excelente labor que ha venido realizando durante los últimos años, graduando la vista a niños y mayores en las pequeñas poblaciones del desierto. En 2016 se trasladarán a Marruecos 6 ópticos de la Fundación.

Otro de los iconos del Desierto de los Niños lo encontramos en el Camión Solidario de Aquarius, que desde la primera edición ha sido el encargado de transportar el material que se ha repartido en escuelas y asociaciones a lo largo de los últimos 11 años. En 2016, además del material de distinta índole que la Asociación desierto Niños ha ido recabando a lo largo del año, el camión transportará en su interior el fruto de tres proyectos concretos: Los cuadernos de Manolo, mochilas reflectantes y las bandas reflectantes para carros y carromatos de Kumho.