El próximo 1 de noviembre entra en vigor la etiqueta energética de los neumáticos. De hecho, a partir del próximo 30 de mayo los fabricantes de neumáticos podrán comunicar la adecuación y categorización de sus cubiertas a la nueva normativa; a partir del 1 de julio, todos los neumáticos que se fabriquen en la UE deberán llevar la nueva etiqueta energética y todos los que se comercialicen a partir del 1 de noviembre deberán llevarla. En un acto celebrado en Madrid, Michelin ha recordado la importancia de esta etiqueta para el mercado y el consumidor.

Según ha explicado el director de Relaciones Institucionales de Michelin, Hugo Ureta, los neumáticos, al igual que otros productos como electrodomésticos o viviendas, serán clasificados de la A a la G. Esta clasificación atenderá a tres parámetros: eficiencia energética (resistencia a la rodadura), seguridad (adherencia en superficie mojada) y ruido exterior. Los fabricantes serán los encargados de declarar los parámetros de los productos y después las autoridades correspondientes medirán esos datos para comprobar su exactitud.

Según Ureta, elegir un neumático clasificado como A frente a otro clasificado como B puede suponer un ahorro de 1 litro de combustible cada 1.000 kilómetros. Y en distancia de frenada, puede suponer hasta 4 metros, lo que mide un paso de peatones o un vehículo: esto es, la diferencia entre frenar o no a tiempo.

Los fabricantes están obligados a proporcionar información sobre la clasificación visible en la banda de rodadura (en turismos y vehículos comerciales) o etiqueta cerca del neumático, así como en toda la documentación técnica y comercial. En el caso de los distribuidores y puntos de venta, si las cubiertas no son visibles para el usuario final, deberán presentar de otra forma dicha clasificación, así como incluirlas en referencias al neumático en Internet y en la factura que se presente al consumidor. Y los constructores de automóviles deberán informar al comprador del coche la información de la etiqueta si le ofrecen la posibilidad de equipar el vehículo con distintas cubiertas. Dicha información también se incluirá en el material técnico promocional.