Dunlop está firmemente enfocado en el desarrollo de los neumáticos del futuro, pero en las carreras de coches deportivos y más particularmente en Le Mans, la marca tiene unas fuertes raíces históricas.

 

El circuito de La Sarthe, escenario de las 24 horas de Le Mans, incluye una amplia variedad de superficies, desde asfaltos con bajos niveles de agarre al ser carreteras normalmente abiertas al público con tráfico denso hasta de alto agarre del trazado diseñado especialmente para la competición.

Un total de 34 victorias hacen de Dunlop el fabricante de neumáticos con mayor éxito en Le Mans, aunque en los últimos años la marca se ha enfocado en la altamente competitiva categoría LMP2 ganándola en los últimos cuatro años. Dunlop está convencido de que esta categoría, la única que dio lugar a una guerra de neumáticos en 2014, es la mejor plataforma para probar su tecnología.

"Estamos encantados de que la 'guerra del neumático' continúe en LMP2. Es una de las mejores categorías para desarrollar neumáticos como nuestros nuevos productos de LM-GTE y GTC, bien sea aprendiendo para la LMP1 o aplicando tecnologías en cascada para los campeonatos monomarca", comentó James Bailey, Director de Relaciones Públicas y Comunicación de Dunlop Motorsport.

En palabras del dirigente, la ACO vigila la 'guerra de neumáticos' perfectamente. "De esta forma se evita que la competición abierta se convierta en un pulso a brazo partido y tanto los fabricantes de neumáticos como los equipos mantienen los costes en niveles razonables", apuntó acto seguido.

La similitud de los coches, a pesar de sus diferentes marcas, verdaderamente realza la diferencia que la especificación de un neumático puede marcar, posiblemente más que en el caso de categorías técnicamente más distintas como las GT y LMP1. Las regulaciones permiten tres especificaciones de neumáticos lisos y dos de lluvia con las que se deben satisfacer las necesidades de todos los equipos Dunlop.

La climatología es otro factor de gran importancia en el comportamiento de un neumático. Las mismas especificaciones de neumático utilizadas en las 24 horas de Le Mans tienen que valer para todos los circuitos del Campeonato del Mundo de Resistencia 2015 y de las European Le Mans, enfrentándose a situaciones en las que la temperaturas de la pista pueden bajar de los 10ºC (Silverstone) o ser superiores a 40ºC (Bahrain o Texas).