Una consecuencia más de la larga crisis económica es la proliferación de anuncios sobre la venta de neumáticos usados.

La masiva compra de vehículos durante los años de abundancia, en ocasiones sin tener en cuenta los costes de mantenimiento, ha llevado por un lado a agotar el uso de las cubiertas hasta extremos peligrosos o bien decidirse en la renovación por la alternativa de la ocasión, a veces tampoco exenta de peligro.

La tendencia de los últimos años en España a comprar neumáticos de segunda mano crece de forma espectacular. Son los que más se venden en talleres, con un porcentaje del 73% del total. Estos neumáticos usados proceden en su mayoría de Alemania y Francia.

Hasta 2008 España fue netamente exportadora, pero desde 2009 el saldo de importaciones es positivo, con el 51%. Según un estudio realizado por las principales marcas de neumáticos, integrantes del Consorcio del Caucho, "hoy en día, ya hay más de un millón de neumáticos de segunda mano circulando por nuestras carreteras".