La Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) ha acogido con satisfacción la decisión adoptada recientemente por la Comisión Europea, que ha determinado el procedimiento para determinar las emisiones contaminantes que podrán generar los nuevos camiones, informan nuestros compañeros de Todotransporte.com. En palabras de la patronal, este decisión constituye “un importante paso para introducir más transparencia en el mercado, que se encamina hacia una reducción del consumo de carburante y menores emisiones de CO2”.

Sin embargo, los fabricantes de camiones tienen dudas sobre si el plazo propuesto entre la entrada en vigor del Reglamento y el inicio de la primera fase de la declaración de CO2, que ahora está ligado a la fecha de matriculación del vehículo en lugar de a la de producción, es suficiente para realizar las actividades de certificación necesarias.

La nueva regulación, aprobada por los Estados miembro en el Comité Regulatorio de la Comisión Europea (TCMV), exigirá que las emisiones de CO2 de los nuevos camiones se calcule de acuerdo con procedimientos armonizados y certificados, lo que abre la posibilidad de monitorizar esas emisiones.

Para alcanzar este fin, la Comisión Europea ha desarrollado una herramienta informática de cálculo denominada Vecto, capaz de determinar las emisiones de CO2 que se derivan del uso de una gran variedad de camiones. Gracias a los datos de este simulador, la legislación europea requerirá una declaración de los valores de CO2 para cada vehículo producido para el mercado de la UE, proporcionando una manera creíble y estandarizada de comparar la eficiencia del combustible en todas las marcas.

“Este será un gran cambio de juego, ya que ayudará a los operadores de transporte a elegir el vehículo más eficiente en combustible más fácilmente, lo que reduce significativamente las emisiones de CO2”, ha afirmado al respecto el secretario general de ACEA, Erik Jonnaert, quien ha añadido que este nuevo sistema mejorará, además, tanto la transparencia como la competencia entre los diferentes competidores, con el objetivo de desarrollar los vehículos menos contaminantes, conduciendo al mercado hacia los camiones más limpios.