Los neumáticos Continental de camión permiten, por ejemplo girar al EDF Energy London Eye o contribuyen a las operaciones de lanzamiento de la United Launch Alliance.

Reconocidas por su duración y sus prestaciones premium desde 1871, las cubiertas de camión Continental alcanzan actualmente nuevas alturas y ayudan a funcionar a algunos de los más ingeniosos proyectos de ingeniería.

En Londres, el mundialmente famoso London Eye es un icono familiar para residentes y visitantes. La noria voladiza panorámica más alta del mundo permite a sus ocupantes disfrutar de vistas de la capital británica desde sus cápsulas cubiertas, suspendidos de una rueda de rotación de 1.200 toneladas sobre el río Támesis.

El London Eye tiene una altura de 135 metros y 32 cápsulas, cada una con su propio sistema de climatización y estabilidad. "Su sistema de motorización se encuentra en dos torres, una a cada lado de la plataforma de acceso a la noria. Pero lo que los visitantes no perciben es que la rotación del London Eye depende de los neumáticos de camión de Continental", comenta Mark Robinson, director de operaciones técnicas del EDF Energy London Eye.

Los neumáticos Continental HSR (neumáticos de camión para uso regional pesado para el eje de dirección de la división Commercial Vehicle Tire) actúan como rodamientos de fricción a lo largo de la circunferencia de la noria. Se mueven por motores hidráulicos y su rotación permite a la estructura la visión panorámica de Londres.

"Elegimos los neumáticos Continental de camión para el mecanismo de rotación del EDF Energy London Eye por su duración y fiabilidad", prosigue Robinson. "Los Continental HSR tienen que girar por toda la circunferencia durante sus horas de funcionamiento, y es imperativo que no haya paradas y que requieran de un escaso mantenimiento".

Del mismo modo, cruzando el océano Atlántico, los neumáticos Continental ayudan a la NASA a llegar aún más alto. De hecho, hasta Marte y Júpiter. La United Launch Alliance (ULA) se ha puesto recientemente en contacto con la firma alemana para que le suministre neumáticos de reemplazo para sus dos KAMAG, plataformas modulares autopropulsadas de transporte, de la Base Aérea de Cabo Cañaveral, en Florida.

La ULA diseña, fabrica y lanza los cohetes Atlas V y Delta IV que realizan misiones en órbita para el departamento de Defensa de los Estados Unidos, la NASA, la Oficina Nacional de Reconocimiento y otros clientes. La ULA utiliza los KAMAG para transportar los Atlas V y Delta IV, así como los cargamentos.

Cada uno de los transportes KAMAG emplea 72 neumáticos de camión Continental HTR para mover las cargas desde las instalaciones de procesamiento a la rampa de lanzamiento. El peso combinado de los vehículos y el cargamento puede ser de más de 90,7 toneladas.

Los vehículos de lanzamiento Atlas V y Delta IV que transportan los KAMAG han participado en misiones de gran importancia, incluyendo el robot espacial 'Curiosity', empleado por la NASA en Marte, satélites GPS (Sistema de Posicionamiento Global) y otras más relacionadas con la seguridad nacional de Estados Unidos.