La historia de la fábrica Michelin de Valladolid, que este año celebra su 40 aniversario, es un reflejo del devenir industrial, tecnológico y humano de la firma francesa en España.

A lo largo de su trayectoria, la planta ha atravesado diferentes periodos, con fases en las que ha experimentado un rápido desarrollo y otras más volcadas hacia procesos de innovación y consolidación.

Pero la historia de este centro es también un ejemplo de responsabilidad social, que hoy continúa mediante su permanente implicación en el entramado social de la zona.

Las personas han sido siempre el eje fundamental sobre el que ha girado la historia del Grupo y, por ende, de la factoría de Valladolid. Gracias al esfuerzo e implicación de todo el personal de la planta, se ha conseguido alcanzar estos 40 años de existencia.

El continuo relevo generacional que se ha producido en estas cuatro décadas contribuye a mantener el estado de actividad y compromiso con el futuro industrial y social. Mediante la participación de todos los implicados en el desarrollo de la fábrica llegarán, al menos, otros 40 años más.