La fábrica de Michelin en Valladolid tiene previsto cerrar el año con una producción que superará los 4,5 millones de neumáticos para turismos. Esta cifra supone un ligero incremento con respecto a 2012.

Mariano Arconada, director de la fábrica vallisoletana desde hace casi cinco años, considera que las previsiones para el año que viene son más favorables según los signos del mercado.

"Para nosotros es importante el mercado de turismos. A pesar de que España vaya mal, nosotros exportamos el 75% de la producción de la fábrica y, con las cifras de 2013, las previsiones para 2014 son más positivas".

Será el próximo 6 de noviembre cuando la factoría vallisoletana vea asignada la producción que le corresponde para el año 2014. "No puedo hacer una estimación que sea precisa", confiesa.

El motivo no es otro que la multitud de diferentes neumáticos para turismos, motocicletas, tractores, vehículos comerciales ligeros y pesados que se producen en Valladolid. "Lo único que no producimos son neumáticos para aviones", señala Arconada.

Estas previsiones permitirán a la planta mantener las cuotas de empleo que rondan los 1.800 trabajadores y el ritmo de producción. Actualmente, la cadena de turismos trabaja a tres turnos todos los días a excepción del domingo, mientras que la de tractores y vehículos pesados y comerciales no para ningún día de la semana y también produce en tres turnos.