4x42012.1La transformación experimentada en el mercado de los 4x4 a lo largo de las últimas dos décadas es más que evidente. Los grandes fabricantes han apostado por los modelos SUV (Sport Utility Vehicle), un tipo de vehículo que ofrece una alternativa a las berlinas familiares, los monovolúmenes o los deportivos.

Los vehículos 4x4 y SUV actuales difieren mucho de los que había hace una década. Hoy en día los fabricantes de automóviles son capaces de diseñar vehículos SUV que tienen niveles de prestaciones y confort muy similares a los de una berlina, y sin duda la electrónica es un elemento indispensable.

Su uso se extiende cada vez más hacia la carretera, pues la mayor parte de los usuarios confiesa que en poquísimas ocasiones, o nunca, han conducido por tierra, lejos del asfalto. Este hecho ha provocado que los neumáticos TT se hayan tenido que adaptar a los nuevos empleos de estos vehículos, debido a que su funcionalidad les hace idóneos para un uso diario: son más cómodos y veloces.

Las carcasas de sus cubiertas son más rígidas, al tiempo que los compuestos se muestran más adecuados a estas velocidades, debido a que la tecnología del turismo de altas prestaciones se ha trasladado al segmento 4x4. Hoy en día, la gama de SUV y TT está formada por vehículos que aportan un comportamiento dinámico, confort de rodadura y prestaciones similares a los turismos, con cualidades además de ‘off road'.

Los fabricantes optan por aplicar la tecnología de los neumáticos de turismo (buena evacuación de agua, baja rumorisidad y alto confort) pero sin perder las virtudes de un clásico 4x4, véase la incrustación de piedras, facilidad de tracción y frenadas en terrenos pedregosos, embarrados o arenosos.

Asimismo, los neumáticos todoterrenos actuales están sometidos a un inmenso número de esfuerzos, siendo capaces - al mismo tiemp4x42012.2jpgo - de sortear las más variadas superficies. El gran objetivo es proporcionar el mejor rendimiento en todo momento y sobre cualquier tipo de superficie.

Mercado

Michelin considera que, al igual que el resto de segmentos, el 4x4 se ha visto afectado por la coyuntura. Pese a ello, “el impacto ha sido inferior al resto de segmentos del mercado”. Tras un 2.008 con ligeros descensos, a partir de mayo de 2.009 se apreció un pequeño crecimiento. Los comportamientos en los siguientes años han sido buenos, con nuevas caídas en 2.011.

En los últimos años, nos informa Pirelli, las matriculaciones de vehículos todoterreno y SUV han ido disminuyendo, aunque el gran parque circulante que existe en nuestro país hace que el mercado de neumáticos TT/SUV mantenga unas cifras de ventas estables, superando el millón de cubiertas.

“Si tenemos en cuenta las actuales cifras de paro y crecimiento negativo de la economía, el marco en el que nos encontramos es de crisis”, admite la compañía transalpina, que agrega que, sin embargo, las empresas nos debemos adaptar a las circunstancias actuales, teniendo en cuenta la realidad que existe en el mercado y en la sociedad.

Por su parte, Goodyear señala que estos neumáticos se encuentran en una época donde su inercia es bastante positiva, tendencia lógica tras unos años de fuertes crecimientos. “Han salido al mercado nuevos modelos de coches con estas características y los fabricantes hemos lanzado neumáticos desarrollados especialmente para los 4x4, concretamente para los SUV”.

4x42012.3jpgDesde Bridgestone reconocen que el mercado cayó el pasado curso, como habían previsto debido a la persistencia de la crisis y a la retracción del consumo. Aun así, el segmento UHP ha crecido y las previsiones es que siga en esta línea en 2.012. No obstante, esperan una ligera caída en el mercado general, aunque en menor porcentaje.

A la hora de valorar este mercado, debemos tener en cuenta ciertos movimientos sociales cada vez más fuertes a favor de vehículos menos contaminantes y más respetuosos con el medio ambiente. Esta demanda social, junto con los cambios en la fiscalidad (que han penalizado este tipo de vehículos), han ralentizado su crecimiento.

Ese pensamiento muestran en Pirelli, que habla de un segmento que ha entrado en recesión por su elevado coste de adquisición y mantenimiento y las nuevas normativas que penalizan - a través de impuestos - a los vehículos más contaminantes, como es el caso de muchos de los 4x4 y SUV.

Tendencias

Los fabricantes y conductores están apostando por SUV más pequeños, modelos compactos que todavía conservan la imagen de 4x4, pero claramente más suavizada. Además, han pasado a ser mucho más prácticos y, por supuesto, menos costosos en su compra, consumo de carburante y mantenimiento.

También resultan más manejables tanto en ciudad como en carretera, dice Michelin, al tiempo que ofrece espacio suficiente en su i4x42012.4jpgnterior. De sus ‘primos', los TT, conservan sobre todo la posición alta de conducción, que se ha revelado como un factor decisivo en la venta, pues dan al conductor mayor sensación de seguridad.

Su originaria tracción 4x4 resulta ideal si las condiciones de asfalto son malas. Pero los fabricantes todavía han ido más lejos: en el caso de no necesitar este elemento, también proporcionan versiones 4x2, aunque la cosa no se queda ahí. Ahora las marcas apuntan a la ciudad con modelos todavía más pequeños, pero con esa característica estética ‘off-road' que tanto gusta.

Otro denominador común de la nueva hornada de SUV es la posibilidad de elegir entre versiones de tracción total o delantera. Hay clientes que se sienten atraídos por el diseño, pero que no van a pisar el campo jamás. Mediante las variantes de tracción delantera se ahorran el coste extra de la tracción 4x4.

Bridgestone apunta la tendencia hacia la reducción de peso y resistencia a la rodadura. El uso que se da a estos coches está también cambiando, cada vez más en ciudad y carretera, y se requieren que puedan circular a más velocidad, lo que supone un nuevo diseño más adecuado a estas velocidades (210-240 km/h).