Invierno2011.1Los neumáticos de invierno actuales no son tan exclusivos como los de hace unos años, ni tampoco se pueden emplear sólo bajo condiciones extremas. Su concepto ha variado, aunque muchos potenciales compradores siguen pensando (erróneamente) que se trata de cubiertas para conducir sobre mojado o nieve.

Reconocemos que se trata de un neumático un poco más ruidoso y con un desgaste superior a uno convencional. Sin embargo, sus magníficas prestaciones compensan estos inconvenientes.

Los conductores, sabedores de sus mejoras, han comenzado a aceptar este tipo de neumático, debido a que el mercado actual persigue tener la cubierta mejor preparada para la estación invernal. Permiten beneficiarse de ventajas como agarre extremo en frío, lluvia y nieve.

Los propios conductores siguen temiendo a las carreteras invernales y no les falta razón. En época fría, el peligro de accidente es seis veces mayor que en verano: más de la mitad de los accidentes se producen en invierno.

La mayor desventaja la encontramos en la escasez de información y el desconocimiento del producto. Se calcula que en España sólo un 15-20 % de la población sabe que existen estos neumáticos, personas de nivel cultural y adquisitivo medio-alto. De hecho, un destacado porcentaje de los usuarios no conocen todavía la existencia de este tipo específico de cubiertas y mucho menos sus ventajas.

“El ciudadano de a pie entiende que nuestro país no es un lugar lluvioso, ni con un clima excesivamente frío”, aseveran desde Bridgestone, antes de apuntar la importancia de seguir insistiendo en que los neumáticos de invierno son indicados para aquellas zonas donde las temperaturas en invierno sean iguales o inferiores a 7ºC, sin necesidad que haya nieve.

Michelin ha desarrollado un amplio kit de comunicación con elementos dirigidos por un lado a los Invierno2011.2distribuidores, para ayudarles en la tarea de recomendación y argumentación de estos neumáticos, y, por otro, a los consumidores, para presentarles sus ventajas y el servicio de “consigna” que brindan los distribuidores (guardar los neumáticos).

Señalar, en este sentido, que estas cubiertas han experimentado una evolución muy importante en los compuestos de la goma y en la escultura de los mismos, siendo mucho menos ruidosos en asfalto y logrando unos rendimientos kilométricos iguales a los neumáticos de verano.

Escasa venta

Las ventas de neumáticos de invierno cuentan con un reducido mercado en nuestro país, ya que las zonas donde se registran precipitaciones de nieve o muy bajas temperaturas son escasas y se localizan fundamentalmente en el norte de la península. Además, la venta depende directamente de la época de nevadas.

Este segmento, tan específico, seguirá siendo un mercado residual hasta que el consumidor general conozca las ventajas que aportan a la seguridad en los recorridos del día a día en invierno. Para Michelin, en 2.010 y 2.011, el mercado de invierno ha tenido un comportamiento completamente diferente respecto al resto, alejándose completamente de los efectos de la crisis. Se han visto fuertes crecimientos en este periodo (con un peso ligeramente superior al 3 %), comentan.

 “El mercado español ha crecido en los últimos años, a pesar de la crisis”, aseguran en Goodyear, que matiza que se debe a los últimos inviernos, más duros que lo habitual y al mayor conocimiento por parte de los usuarios.

Recordemos que, según el Reglamento General de Vehículos, aprobado por el Real Decreto 2822/1998, la utilización de neumáticos de invierno exime del uso de cadenas u otros dispositivos antideslizantes cuando estos sean obligatorios. En Goodyear consideran que la Administración debe jugar un papel determinante para conseguir que alcancen el nivel de conocimiento adecuado.

Invierno2011.3En Europa, el uso está muy difundido: los conductores están muy concienciados y suelen disponer de dos tipos de neumáticos. En Alemania, por ejemplo, más del 50 % de los automovilistas usan neumáticos de invierno en temporada fría, mientras en España las cifras no alcanzan el 5 %, incluyendo a los amantes de los deportes de invierno.

Las laminillas, fundamentales

Determinantes en el rendimiento que puedan ofrecer son las laminillas, que recortan el dibujo de la banda de rodamiento y garantizan una mayor evacuación del agua y motricidad en condiciones complicadas. La existencia de un gran número de laminillas en los tacos tiene la finalidad de mantener la adherencia en superficies deslizantes.

La profundidad de dibujo mínima legal permitida en nuestro país es de 1,6 mm. Sin embargo, los expertos coinciden que cuando la profundidad del neumático es menor a 4 mm., las prestaciones de uso en condiciones invernales se reducen, incrementando las distancias de frenado y el riesgo de sufrir algún accidente.

Su pictograma

En los últimos años, nos informa Michelin, los principales fabricantes, junto al organismo de normalización ETRTO, han definido el pictograma representado por una montaña de tres picos, con un copo de nieve, cuya denominación internacional es “3 Picks Mountain Snow Flake”, para la identificación de los neumáticos de invierno de última generación.

El neumático marcado con este pictograma ha pasado por un test de adherencia y frenada: este marcaje todavía no tiene todavía valor legislativo en Europa. El único marcaje con carácter legislativo para designar a los neumáticos de invierno es M S (Mud Snow, barro y nieve).

Para dar a conocer los neumáticos de invierno, los cinco principales fabricantes ??" unidos bajo el Consorcio del Caucho ??" han llevado a cabo un sinfín de acciones de comunicación, de este tipo de producto y sus ventajas en particular en las zonas geográficas donde los inviernos son más duros.