Los neumáticos fuera de uso se están convirtiendo de un tiempo a esta parte en un material recurrente en la construcción por sus múltiples ventajas. Sin embargo, no solo se hace uso de ellos reutilizándolos de forma compacta para “eco-viviendas”, ya que la investigación aplicada al reciclado de los NFUs ha permitido crear nuevos productos.

Así, a partir del tratamiento de la goma de los neumáticos usados se obtienen “eco-vallas” para la construcción de cercados. Con el triturado del caucho de los neumáticos usados, se consigue un conglomerado al que se le da un acabado pétreo e incluso tonalidades variadas adaptadas al diseño de la edificación (gris, negro, marrón, terracota, etc.). TNU destaca que en la fabricación de un eco-muro de 183x180 cm se reciclan 36 neumáticos.

Además de ofrecer privacidad como los cercados tradicionales, que es su función principal, estas eco-vallas presentan ventajas en comparación con los cercados fabricados con materiales tradicionales. Su instalación no requiere maquinaria pesada, son de fácil instalación, ofrecen aislamiento acústico, son muy resistentes y, al ser impermeables, permiten que el agua siga su curso normal y no se filtre en las paredes, evitando la aparición de moho y humedades insalubres.

Una alternativa sostenible y ecológica que, según TNU, permite reemplazar otros materiales tradicionalmente empleados para la construcción (hormigón, acero, grava o madera) y, en consecuencia, ahorrar costes medioambientales, energéticos y económicos.

“La emergencia climática y la consecuente necesidad de que evolucionemos de un modelo de economía lineal necesita de la sensibilización, movilización y el compromiso de toda la sociedad, incluyendo empresas, organizaciones, administraciones y la ciudadanía”. Desde TNU son conscientes de que “la comunicación tiene un papel fundamental como agente de concienciación”. Por ello, a través de su campaña divulgativa “¿Sabías que…?”, la entidad trabaja en la difusión de mensajes que den a conocer las múltiples posibilidades que ofrecen el reciclaje y la reutilización de los neumáticos fuera de uso, con el objetivo de fomentar la responsabilidad social con el entorno para poder avanzar en un futuro más sostenible.