La Comunidad valenciana estudia la posibilidad de instalar una planta de valorización de residuos dedicada al reciclaje de neumáticos y plásticos mediante un proceso de pirolisis.

Según informa el diario Levante, Joan Piquer, director General de Residuos y Calidad Ambiental de la Generalitat abría visitado, el mismo día que se declaró el incendio en el vertedero de Seseña, una nueva planta dedicada al reciclaje de ruedas y plásticos mediante un proceso de pirólisis en Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

Lo interesante del método de pirolisis en el reciclaje de ruedas es que permite obtener de los neumáticos usados material sólido como carbón en polvo y hierro; material líquido (gasóil para la industria) y gas natural para la industria. La pirólisis consiste en la rotura térmica de los materiales y la condensación sin llegar a la combustión, por lo que no se produce ni fuego ni humo.

En la Comunitat Valenciana existen actualmente nueve empresas que se dedican al almacenamiento temporal de neumáticos usados, y dos plantas cementeras, Cemex en Alicante y Lafarge en Sagunt, que utilizan como combustible el material extraído de los neumáticos tras la correspondiente valorización y separación de elementos, explicó el secretario autonómico de Medio Ambiente y Cambio Climático, Julià Álvaro.