En los años 70, Pirelli y el 124 Rally eran la referencia en el mundo de los rallies. Medio siglo después, la asociación de ambas marcas todavía suma victorias en esta clase de competiciones, tanto en asfalto como sobre tierra. Pirelli y Abarth han celebrado las bodas de oro de su histórica asociación en los Abarth Days de Milán, el mayor evento europeo para los seguidores de la marca, y que en 2019 se ha celebrado por 70ª ocasión.

La colaboración entre Pirelli y Abarth en el mundo de los rallies se remonta a los años setenta, cuando el fabricante italiano de neumáticos empezó a equipar el Abarth 124 Rally con sus Cinturato CN36, destinados a las unidades del Campeonato Italiano que pilotaban Alcide Paganelli y Ninni Russo. Cincuenta años después, el Abarth 124 Rally de Enrico Brazzoli y Manuel Fenoli se ha impuesto en la FIA R-GT CUP, un certamen internacional con ocho citas, tres de las cuales coincidentes con citas mundialistas. Además, el moderno Abarth 124 Rally protagoniza también la copa monomarca Abarth Rally Cup, que se celebra en seis encuentros, todos ellos en suelo europeo. Los neumáticos P Zero para el 124 Rally se fabrican en las siguientes medidas: 235/440 R18 con compuesto RA (para asfalto) y 205/65 R15 (compuesto K) para tierra. Estas cubiertas son el producto de la valiosa experiencia de Pirelli como proveedor exclusivo en el Campeonato del Mundo de Rallies entre 2008 y 2010.

En España, Pirelli y el Abarth 124 Rally también compiten con éxito en España con Alberto Monarri, del equipo SMC Junior. El piloto madrileño se ha adaptado a la perfección a los compuestos Pirelli, que utiliza por primera vez desde esta temporada, y es el claro líder de la categoría de dos ruedas motrices del Nacional de Asfalto, además de ser un asiduo de las primeras posiciones de cada prueba.

Quienes todavía conducen el aclamado Abarth 124 Spider de los años setenta están de enhorabuena. La gama Pirelli Collezione de neumáticos para modelos clásicos y vintage ha recuperado el Pirelli Cinturato CN36, cubiertas que combinan un look clásicos con tecnología moderna. El handling del recuperado CN36, al igual que el modelo original creado para el modelo de los setenta, es “suave a baja velocidad y preciso cuando se rueda rápido”. Esta circunstancia se logra mediante la incorporación de innovadores elementos longitudinales y diagonales en el diseño interior del neumático que permiten absorber los obstáculos y, por encima de todo, mantener el aquaplaning bajo control.