El nuevo MINI John Cooper Works GP es el modelo más rápido de la marca británica que ha sido validado para su uso en carretera: el motor de 306 CV acelera de cero a 100 km/h en solo 5,2 segundos. Maniobrabilidad, los mejores tiempos por vuelta y gran capacidad de frenado en seco son características clave que han sido el centro del desarrollo de los tres neumáticos que Hankook suministra a este modelo.

Mientras que todos los neumáticos se desarrollan y adaptan específicamente para este MINI, el Hankook Ventus S1 Evo Z supone un avance de la generación de neumáticos Hankook UUHP que está por venir para los coches deportivos altamente exigentes, que necesitan un poco más de agarre y mejores prestaciones en las curvas sin comprometer la durabilidad y la seguridad. Para este neumático, Hankook utilizó una mezcla de compuestos enriquecidos con sílice de reciente desarrollo, que se somete a un proceso más lento con vulcanización a baja temperatura, con el fin de aumentar la mezcla de aquellas moléculas que influyen en el rendimiento de conducción.

Hankook Tire MINI John Cooper Works GP 2

Un patrón asimétrico y un área de contacto maximizan el rendimiento en las curvas. Se ha prestado especial atención al borde exterior del patrón del neumático, ya que recibe la mayor cantidad de presión en las curvas. Los surcos centrales se reducen a tres en lugar de cuatro para aumentar el área de contacto y, por lo tanto, impulsar la maniobrabilidad para obtener el mejor resultado, sin dejar de prestar atención a un sistema de drenaje seguro para los días de lluvia. El espacio vacío del patrón y la rigidez del bloque se establecen a lo largo de la zona de la banda de rodadura con este fin, de modo que los bloques de la banda de rodadura funcionen de forma óptima en diversas condiciones de conducción.

La aramida sustituye al cable de nailon convencional ofreciendo la mejor estabilidad y durabilidad para conquistar la enorme acumulación de tensión y las fuerzas de rotura ejercidas sobre el neumático, minimizando la desviación de la correa en la zona de contacto durante las curvas. Aunque es extra deportivo, el neumático también ofrece comodidad. A día de hoy, el Hankook Ventus S1 evo Z se fabrica exclusivamente para el MINI John Cooper Works GP, y pronto habrá más medidas, sobre todo para el equipamiento original de coches deportivos de alta gama.

Por otro lado, el Hankook Ventus TD viene con todas las etiquetas necesarias para asegurar que el MINI John Cooper Works pueda conducirse legalmente desde el aparcamiento hasta el circuito de carreras por carreteras públicas, sin necesidad de transporte adicional o cambios de neumáticos. Comprende la marca E4, la etiqueta de neumáticos de la UE para el agarre en mojado, la resistencia a la rodadura y el ruido, así como los certificados de Taiwán, Brasil, los Estados del Golfo y el DOT más el UTQG (Estados Unidos).

Este neumático ofrece una gran estabilidad incluso en condiciones de conducción limitadas. La capacidad de frenado está equilibrada con la tracción y las propiedades de control. Mientras que el concepto y el diseño del patrón se basan principalmente en un neumático de competición estándar, la versión Ventus TD desarrollada para MINI se aplica con características de compuesto y estructura, unificando las tecnologías de los neumáticos de competición y de carretera convencional. El contorno especialmente diseñado utiliza una amplia zona de la banda de rodadura para proporcionar el máximo agarre y obtener así el mejor tiempo por vuelta y rendimiento en el circuito. Aunque se priorizó el rendimiento en superficies secas, el patrón de la banda de rodadura asegura que el neumático esté listo para funcionar también en mojado.

El neumático de altísimo rendimiento para clima frío Hankook Winter i*cept evo 2, con su sofisticado diseño asimétrico de la banda de rodadura, completa la línea de equipo original del MINI. El neumático ha sido desarrollado para las condiciones invernales de las carreteras de Europa Central y Occidental, y asegura buenas capacidades de maniobrabilidad en carreteras mojadas y secas, así como un buen rendimiento de tracción y frenado incluso en superficies nevadas.