Ya está disponible en el mercado la última propuesta de Linde Material Handling en materia de seguridad: el "Chaleco de Seguridad Interactivo". Este sistema de seguridad advierte a los conductores de carretillas y peatones de situaciones peligrosas con antelación. Esta prenda inteligente con una función de aviso vibratorio, audible y altamente visible es una ampliación del innovador sistema Safety Guard de Linde, un sistema de asistencia que aumenta la seguridad de los usuarios de carretillas y los peatones en el entorno inmediato de los mismos.

Y es que un descuido o la falta de elementos de seguridad puede acarrear graves consecuencias. Según estadísticas del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en 2019 han tenido lugar más de 48.000 accidentes de trabajo en áreas destinadas principalmente al almacenamiento, carga y descarga en España; 320 de ellos de carácter grave y 43 mortales. No solo durante la carga y descarga de camiones o al maniobrar en pasillos de estanterías se producen encuentros peligrosos entre vehículos de manutención y peatones. Las situaciones al aire libre también pueden plantear peligros, especialmente cuando oscurece o cuando hay personal trabajando entre carretillas, contenedores y mercancías apiladas.

El chaleco se basa en el sistema de asistencia Linde Safety Guard, introducido el año pasado, que transmite con precisión señales de radio de banda ultra ancha (UWB) -incluso a través de paredes y puertas- que permiten a los conductores de carretillas elevadoras ver en su vehículo desde qué dirección se acercan una o más personas u otros vehículos. Al mismo tiempo, los peatones pueden ver, sentir y oír que se aproxima una carretilla a través de su unidad portátil. Hasta ahora, este pequeño dispositivo móvil tenía que ser enganchado a la ropa del usuario.

Con la integración en un chaleco de seguridad, certificado según la normativa de protección de advertencia EN ISO 20471 Clase 1, la unidad portátil del Linde Safety Guard aumenta su fiabilidad y efectividad pues permite definir de forma personalizada y precisa las zonas de advertencia, así como la medición de la posición con una precisión de 10 cm.

La prenda está equipada con tiras de LEDs en la parte delantera y trasera, que están constantemente iluminadas al 40% de la potencia nominal, incluso en condiciones normales. Si hay peligro por la aproximación de una carretilla, las tiras LED cambian al modo de parpadeo y aumentan su luminosidad al 200% de la potencia nominal.

Los especialistas en seguridad de Linde Material Handling han pensado hasta el último detalle el diseño del chaleco para unas alertas efectivas: posicionamiento de la alarma vibratoria en la zona de la clavícula, aviso acústico cerca del oído y sin puntos muertos de señal. La humedad tampoco es un problema, debido al bajo voltaje, el chaleco puede ser usado en todos los climas. La batería se encuentra en una bolsa impermeable y suministra energía al sistema hasta 16 horas ininterrumpidamente. La batería puede ser reemplazada en apenas unos minutos de forma sencilla pues se incluye una batería externa intercambiable. El chaleco está disponible en seis tamaños y está diseñado con materiales ligeros que permiten una máxima libertad de movimientos y una baja transpiración.

Este nuevo dispositivo de seguridad ya premiado antes de su lanzamiento por Dekra, organización experta en seguridad que opera a nivel mundial.