A Tomás Martínez, empleado del Grupo MAT, la vida no deja de ponerle a prueba. Le diagnosticaron un melanoma hace ocho años, por el que perdió su ojo izquierdo. Unos años después le localizaron metástasis en un pulmón, en el bazo y en el hígado. En vez de derrumbarse, Tomás decidió subirse a una bicicleta y seguir recorriendo el largo camino que le queda por delante.

El año pasado decidió enfrentarse a un reto “imposible”, finalizar con éxito la Titan Desert, prueba de ciclismo de montaña por el desierto de Marruecos, con un recorrido de más de 600 kilómetros a recorrer en sólo seis días. No sólo consiguió terminar la prueba, sino que Tomás ha participado en la competición por segundo año consecutivo.

Por el esfuerzo, capacidad de superación, ilusión y la motivación que contagia, Euromaster ha decidido nombrar a Tomás su “Héroe de la Felicidad”. A parte de apoyarle económicamente, la red de mantenimiento del vehículo está dando visibilidad a su proeza a través de la página web Kmsdefelicidad.com y de sus redes sociales

Además, los 600 kilómetros recorridos por Tomás se sumarán al contador de Kilómetros de Felicidad, iniciativa solidaria de Euromaster con la que busca donar a Cruz Roja a final de año 25.000 juguetes para los niños que más lo necesitan.

Tomás Martínez sucede como “Héroe de la Felicidad” al gerundense Fernando Moreno, que a sus 70 años recorrió 1.400 kilómetros del Camino de Santiago en bicicleta, con el objetivo de sumar gracias a su esfuerzo 1.400 juguetes al contador de la campaña solidaria “Kilómetros de Felicidad”.