Los responsables de Sigaus, acompañados del Consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Jaime González Taboada, y la alcaldesa de la localidad, Mariola Vargas, presidieron el acto de la plantación de su sexto Bosque en Collado Villalba.

El acto, en el que escolares del cercano colegio Rosa Chacel plantaron varios de los árboles que forman ya parte del Sexto Bosque SIGAUS, se realizó en el marco de la campaña de concienciación ‘Desafío SIGAUS', y que dota al parque de Romacalderas y la zona de Prado Manzano de 1.000 nuevos árboles que contribuyen a luchar contra el cambio climático y a reforestar estas zonas.

Gracias a un convenio de colaboración, este nuevo Bosque crece ya en una parcela de 17.000 m2 de extensión situada en el Parque de Romacalderas y otra de 2.200 m2 que se encuentra entre la calle Prado Manzano y la carretera que lleva a la localidad de Moralzarzal, ambas áreas dotadas de juegos infantiles y zonas de paseo.

El presidente de SIGAUS, Buenaventura González del Campo, su Director general, Eduardo de Lecea, y el responsable de Relaciones Institucionales y Comunicación de la Entidad, Fermín Martínez de Hurtado, también estuvieron acompañados de la Concejala de Medio Ambiente del Consistorio, Yolanda Martínez, así como de numerosos escolares, a los que se les permitió participar en esta plantación y celebrar así el Día Europeo de la Red Natura 2000, red ecológica europea de áreas de conservación de la biodiversidad.

La alcaldesa de Collado Villalba agradeció a la Entidad encargada de la recuperación y reciclaje de los aceites industriales usados en España el haber hecho posible un nuevo espacio verde en el municipio que albergará 1.000 árboles de distintas especies de frondosas y coníferas y que en su edad adulta serán capaces de contribuir a la lucha contra el cambio climático gracias a la absorción de CO2.

En palabras de Buenaventura González, “la intención de SIGAUS es continuar promoviendo campañas de este tipo, porque se trata de una recompensa para todos los ciudadanos que, con su papel, contribuyen a que el aceite industrial usado sea gestionado correctamente y no impacte en el medio ambiente”.

Durante el acto, en el que también estuvo presente el Codirector del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, Pedro Sanjuanbenito, se liberaron tres aves en cautividad -un cernícalo y dos águilas- que han sido recuperadas por la Consejería de Medio Ambiente y que, de la mano de los niños, volaron libres ante el asombro de los presentes.